Plantas de Interior


Se conocen con el nombre genérico de plantas de interior a todas aquellas especies de plantas que, a lo largo de la historia, el hombre ha ido adaptando y cultivando en un medio no natural y en condiciones especiales. Este grupo de plantas no existe como tal: la mayoría de las plantas en su estado natural no crecen en un espacio tan reducido como puede ser una maceta, o en unas condiciones ambientales —por lo que respecta al nivel de humedad del aire o de iluminación— tan limitantes como las que nos ofrece una habitación o un cuarto cerrado.

Por ello, el desarrollo y crecimiento de estas plantas fuera de su medio natural se verá limitado (de hecho, muchas de ellas en su hábitat de origen pueden llegar a alcanzar alturas muy grandes, como es el caso de algunas especies como Ficus benjamina y Ficus elastica, que se desarrollan como auténticos árboles).

Debido a las condiciones en las vivimos actualmente (en grandes ciudades, en pisos donde se dispone de poco espacio), se experimenta cada vez una mayor necesidad de reproducir, aunque sea en  un espacio limitado, un trozo de naturaleza para llevarlo al hogar; esto ha hecho que el número de aficionados a las plantas de interior crezca y sea, hoy por hoy, considerable.
Se trata de plantas que se han ido seleccionando no sólo por su adaptabilidad a las viviendas, sino también por sus atributos ornamentales (forma, follaje, colorido…), cualidades que aportarán un valor añadido a los ambientes donde se ubiquen.

 

Plantas de Interior nombres comunes y científicos

Aquí podrás encontrar todos los tipos de Plantas de Interior ordenados alfabéticamente por su nombre científico y con sus correspondientes nombres comunes o vulgares.