Maranta leuconeura Planta Sapito, Maranta leuconeura, maranta tricolor, planta de la oración



Maranta leuconeura - Planta Sapito, Maranta leuconeura, maranta tricolor, planta de la oración

Las planta sapito o marantas son plantas ornamentales siempreverdes, su particularidad son las hojas, con formas y colores extraordinarios. Las hojas además tienen la particularidad de quedar erguidas durante la noche y doblarse durante el día para conservar la humedad.

Nombre común de Maranta leuconeura:

Planta Sapito, Maranta leuconeura, maranta tricolor, planta de la oración

Nombre científico de Planta Sapito, Maranta leuconeura, maranta tricolor, planta de la oración:

Maranta leuconeura

Familia:

Marantaceae

Origen:

Brasil

Descripción y Características:

Son plantas que pueden alcanzar 50 cm de altura, presentan un vistoso follaje con grandes hojas oblongas, manchadas según la especie y variedad en tonos verdes, rojos o crema, de textura aterciopelada y brillante y nervios muy marcados.

Requerimientos:

La maranta requiere una ubicación muy bien iluminada, pero sin sol directo, aunque también tolera zonas de poca luz. La temperatura ideal es de 15°C o más. Estas plantas necesitan mucha humedad ambiental por eso se deben regar con frecuencia o hacer pulverizaciones frecuentes. La nutrición deberá hacerse con un fertilizante líquido cada 15-20 días.

Plagas y Enfermedades:

Las principales plagas que atacan a la maranta son: Araña roja y cochinillas, con exceso de humedad se presentan enfermedades fungosas.

Usos:

Aunque decimos que la Maranta leuconeura (Maranta tricolor) es una planta de interior, también puede ser disfrutada como planta de jardín si la temperatura es cálida.

Propagación:

Se multiplica hacia mediados de la primavera cuando la temperatura es cálida y estable mediante la división de las raíces tuberosas, o bien por esquejes que no suelen dar demasiados problemas en enraizar.

Maranta leuconeura
5 (100%) 2 votos

Video sobre Maranta leuconeura:


Compartir este artículo en las redes sociales


Deja un comentario