Los geranios colgantes: cuidados y tipos

geranios colgantes tipos y cuidados

El geranio es por su belleza y vistosidad infaltable en cualquier decoración. Y una de las variedades de esta planta que más sobresale son los geranios colgantes, que son muy resistentes y florecen en verano.

Generalmente se usa en exteriores y fácilmente distinguible por el color rosa o, a veces, rosado de su pequeña flor. Es una planta que requiere de una buena iluminación y, es preferible exponerla a luz directa del sol por algunas horas, porque resiste bien temperaturas que llegan hasta los 30° C., pero no soporta el frío por debajo de los 10°C.

Cuidado de los geranios colgantes

En temporadas de calor como la primavera y el verano es recomendable que los riegues dos veces por semana como mínimo, pero en estaciones frías como el otoño, debes disminuir la frecuencia a por lo menos una vez por semana.

Y sobre el cuidado de las enfermedades y plagas que lo afectan, debes prestar mucha atención a la mosca del geranio, también conocida como mariposa africana.

Entre las plagas que más afectan a los geranios la más importante es la mosca del geranio o mariposa africana, proveniente de Sudáfrica, que es una pequeña oruga que ataca los tallos y las hojas. Te darás cuenta de su presencia cuando observes tallos y hojas agujereados.

Si descubres algunos de estos síntomas tienes que actuar de inmediato podando los tallos y las hojas afectadas y aplicando insecticida. Pero, no es la única plaga que amenaza al geranio colgante, también es sensible a la araña roja, los pulgones, las cochinillas y la mosca blanca.

Geranios en balcones y jardineras

Una presentación de esta variedad de geranios es colocarlos en una jardinera. Pero es importante que tengas en cuenta que los agujeros del drenaje no deben de estar en la base, sino ligeramente por encima. Esto hará que se cree una reserva de agua en la jardinera y de esta manera no tienes que estar tan pendiente de ellos, sobre todo en las temporadas cálidas.

Si prefieres colocar los geranios colgantes en interiores, debes ponerlos cerca de la ventana, para que reciba los rayos del sol. Si la planta recibe su dosis de sol diaria, los brotes de flores seguirán su camino y florecerán rápidamente. Caso contrario, probablemente no florecerán.

Tipos de geranios colgantes

Básicamente existen dos tipos: el geranio zonal y el geranio hiedras.

1. El geranio zonal tiene una forma más recta y de flores compacta. Sus tallos de crecimiento erecto, están muy ramificados, son redondeados y de color verde al comienzo, luego con el tiempo cuando maduran se vuelven leñosos, especialmente en la base de la planta.

Las hojas son redondeadas, de color verde o están dibujadas por tonos rojizos o de color verde oscuro, dependiendo de la variedad. La superficie de la hoja esta ligeramente afelpada y los bordes son ligeramente lobulados y ondulados. Las hojas están unidas a los tallos por medio de peciolos largos y cilíndricos, son ligeramente aromáticas, desprenden un suave aroma, especialmente si se friccionan.

Florece desde la primavera hasta principios de otoño. Las flores son pequeñas, simples o dobles dependiendo de la variedad, son de color blanco, rosa en distintos tonos, rojas, granates, salmón y en ocasiones bicolores, crecen reunidas en inflorescencias redondeadas que se desarrollan a lo largo de los tallos y sobresalen por encima de la vegetación.

2. El geranio hiedra, también conocido como gitanilla, tiene forma más colgante. Es una variedad que necesita mucha luz, así como algunas horas de luz solar directa y se puede situar a pleno sol o en semisombra, sobre todo en lugares donde hace mucho calor. Se pueden reproducir por esquejes de unos 10 centímetros de largo que se introducen en macetas protegidas del sol y se riegan con abundante agua hasta que aparezcan los primeros brotes.


Video Los geranios colgantes: cuidados y tipos:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *