Malvón, geranio pensamiento, geranio real, pensamiento Pelargonium x domesticum


Pelargonium x domesticum - Malvón, geranio pensamiento, geranio real, pensamiento

Nombre común de Pelargonium x domesticum:

Malvón, geranio pensamiento, geranio real, pensamiento

Nombre científico de Malvón, geranio pensamiento, geranio real, pensamiento:

Pelargonium x domesticum

Familia:

Geraniaceae

Origen:

Sudáfrica

Descripción y Características:

El geranio o malvón es una planta perenne, erguida, muy ramificada, de 0.50 a 1.50 m de altura. Hojas reniformes, redondeadas en el borde superior, de 5-8 cm de diámetro. Flores grandes de 4-6 cm de diámetro, con pétalos de color blanco hasta casi negro; los dos superiores con manchas oscuras. Época de oración todo el año.

Cuidados de Malvón, geranio pensamiento, geranio real, pensamiento (Pelargonium x domesticum):

Los geranios no son muy resistentes a las bajas temperaturas. Necesitan mucha iluminación pero evitar los rayos solares directos. Requieren de suelos arenosos con buen drenaje. Fertilizar en el agua de riego para acelerar el proceso de oración. Se debe realizar poda de acortamiento en primavera y el cambio de maceta cada año. La multiplicación es por esquejes. Muchas empresas la producen durante todo el año en siembras programadas.

Usos:

El pelargonio se cultiva en maceta, muy popular. Se usa en balcones, terrazas, macizos, parques públicos, etc. No se debe colocar en interiores.

Plagas y Enfermedades

  • El geranio no es una planta muy exigente en cuanto a cuidados, pero suelen ser atacados por plagas como las babosas, los ácaros y los pulgones y, también, por enfermedades producidas por hongos, las cuales afectan a sus tallos, flores y hojas. Para prevenir el ataque de plagas, no debes regar el geranio excesivamente y aplica un insecticida al menos vez por mes.
  • Aplicar un insecticida contra la “mariposa del geranio” para evitar que esta plaga afecte al geranio agujereando sus tallos, y termine con la marchitez de las flores y las hojas. Elimina las partes que se encuentren atacadas y, si el geranio estuviera demasiado atacado, tendrás que deshacerte de él porque será difícil salvarlo.
  • No regar la planta en exceso, ya que correrás el riesgo de que tu planta sea afectada por el “mal del pie”, un hongo que vive en el suelo y que, cuando ataca, hace que el geranio se pudra y termine muriendo. Por otro lado, la parte que quede en contacto con el suelo se tornará negra o se cubrirá de un moho blanco o gris. Si el “mal del pie” atacara al geranio, deberás desecharlo.

Reproducción:

La primavera es la época ideal para reproducir los geranios por esqueje. Lo primero que debes hacer es enraizarlos, para ello cortamos los esquejes procurando eliminar los tallos que estén afectados por la mariposa del geranio, limpiamos las hojas y flores dejando sólo 4 o 5 hojas en la parte superior del esqueje y los plantamos en pares a la sombra en un buen sustrato (puede ser el que empleamos para hacer semilleros). Cuando nuestros esquejes estén enraizados los pondremos en macetas y en invierno los retiraremos a un lugar más cálido (invernadero o ventana soleada) También podemos mejorar el porcentaje de prendimiento usando hormonas de enraizamiento, pero en primavera enraízan bien los tallos sin hormonas.

Fotos de geranios o malvones

Te presentamos las más bellas imágenes de geranios para que aprecies toda su belleza:

 






Compartir este artículo en las redes sociales



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *