Plagas en cactus y suculentas

plagas de cactus suculentas

Los cactus y las suculentas son plantas que tienen pocas plagas, pero, como muchas otras especies, de vez en cuando son presa de las plagas más comunes de los invernaderos, como la cochinilla, la cochinilla, los ácaros y la mosca blanca. No te preocupes. Las plantas y las plagas van de la mano. Constantemente traerás plagas a casa con nuevas plantas, y hagas lo que hagas, nunca te librarás completamente de ellas. Tu principal objetivo es controlarlas, no eliminarlas totalmente. Sin embargo, hay algunas formas sencillas y relativamente libres de sustancias tóxicas para ayudar a combatir con estos pequeños bichos.

Cochinillas

Probablemente las plagas más comunes de los cactus y las suculentas son las cochinillas. Hay varios tipos de cochinillas, atacan a la corona de cristo, árbol de jade, planta de la moneda y otras suculentas. Parecen diminutas chinches blancas y tienen la molesta costumbre de encontrar los lugares más alejados de tus plantas. Las masas blancas algodonosas son señales de que se están reproduciendo.

Estos bichos le quitan vitalidad a la planta infestada y, con el tiempo y la explosión de su número, pueden causar un deterioro visible (aunque no suele ser necesariamente mortal para las suculentas).

Dicho esto, también son una de las plagas más fáciles de controlar. Primero, lleva tu planta hasta el fregadero o la manguera más cercanos y dale una buena ducha a presión. Las cochinillas pueden ser expulsadas de sus huéspedes con un fuerte chorro de agua. Otra forma indolora de limpiar una planta es con un bastoncillo de algodón humedecido en alcohol isopropílico. Basta con limpiar lo que veas y luego aclarar la planta con agua limpia antes de volver a su sitio. Un par de gotas de lavavajillas en un litro de agua es otra arma del arsenal. El jabón actúa como humectante, rompiendo la capa exterior cerosa de muchos insectos de cuerpo blando, incluidas las cochinillas. Los controles biológicos, como las mariquitas depredadoras y las crisopas, también son eficaces, pero tienen la desventaja que tardan en entrar en acción.

¿Tus plantas lucen débiles y sin fuerza o motivo aparente? Sácalas de sus macetas y comprueba las raíces. Hay cochinillas a gusto bajo tierra y se alimentan de las raíces de las plantas. Son las peores, ya que a menudo no se notan hasta que la planta ha sufrido.

Ácaros

No sueles notar los ácaros hasta que han desfigurado tu planta. Les atrae el calor y la sequedad, el mismo entorno que disfrutan los cactus y las suculentas. Por ello, son más difíciles de controlar que otras plagas. Las plantas que están estresadas son especialmente susceptibles.

Los ácaros no son realmente insectos, pero son arácnidos chupadores. Es habitual encontrar finas telarañas en otras plantas, pero no siempre en cactus y suculentas. Lo más habitual es que notes que empiezan a aparecer manchas marrones y corchosas en plantas que antes estaban sanas.

Debes siempre vigilar de cerca tus plantas, para detectar problemas. Mantenlas sanas y regadas adecuadamente. Segundo paso: aumenta un poco la humedad y rocía las plantas de vez en cuando (la mayoría experimentará niebla en sus lugares de origen, no les hará daño). Si sospechas que hay una infestación de arañas rojas, utiliza la técnica de “rociarlas” de la que hablamos anteriormente.

Cóccidos

Después de las cochinillas, los cóccidos son probablemente las plagas más frecuentes de los cactus y las suculentas. Estos insectos son como pequeños tanques blindados que se adhieren a la superficie de una hoja y hacen su daño mientras están ocultos bajo un caparazón relativamente impermeable.

Estas plagas no son tan fáciles de eliminar con un pulverizador. Utiliza el tratamiento con alcohol para frotar para eliminar las escamas a mano. Un bastoncillo de algodón o un cepillo pequeño y rígido servirán. Son muy difíciles de controlar, y siempre es mejor detectar una infestación a tiempo. Existen insectos depredadores, pero son más eficaces si puedes identificar la especie a la que te enfrentas.

Mosca blanca

La mosca blanca completa la lista de plagas de las suculentas y cactus contra las que hay que estar en guardia. Son, como su nombre indica, pequeñas moscas blancas. Aunque no son comunes en la mayoría de las suculentas, parece que les gustan las euforbias, sobre todo las que tienen hojas blandas. Las avispas parasitarias son la forma más eficaz de controlar estas plagas. Las pulverizaciones de jabón insecticida pueden ser eficaces. Se sabe que la gente sacude sus plantas y aspira los insectos del aire.


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 5 septiembre, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *