Corona de Cristo características y cuidados

Características y cuidados de la corona de Cristo

La corona de Cristo es una planta fácil de cultivar y de hermosas brácteas que simulan dos pétalos redondos que pueden ser de color rojo, blanco o rosado. Bien cuidada puede ser la más bonita en tu jardín.

Corona de Cristo características y cuidados. Hoy les quiero hablar de una planta que conocida como Corona de espinas, espinas de Cristo. Su nombre científico es Euphorbia milii var. splendens. Es una planta que pertenece a la familia de las Eurforbiáceas y es nativa de Madagascar. Es un arbusto de tipo espinoso que puede llegar medir entre un metro y metro y medio de alto.

En este artículo conocerás las características y los cuidados de la corona de Cristo. ¿Quieres saber más sobre este arbusto para tenerlo en tu jardín? Sigue leyendo para que sepas más de esta popular planta:

Taxonomía

El nombre botánico de la corona de cristo es Euphorbia milii. Su genealogía científica procede de la familia de los tártagos (Euphorbiaceae). Su nombre de especie, milii, se utiliza en honor al barón Milius, que la introdujo en el cultivo en Francia en el año de 1821 y es conocido por haber sido gobernador de la isla de Borbón.

Familia:Euphorbiaceae
Subfamilia: Euphorbioideae
Tribu:Euphorbieae
Sub tribu:Euphorbiinae
Género: Euphorbia

Características de la corona de Cristo

La corona de cristo es una planta de crecimiento tipo arbustivo y de pocas hojas la cual tiene su origen en la isla de Madagascar, esta planta es de las más fáciles para cultivarse siendo así perfecta para los jardines, macetas, corredores, terrazas oficinas y casi cualquier espacio en el que se desee ubicar.

Posee unas flores muy vistosas, el color predominante es el rojo, pero hay de otros colores, su floración no suele ser muy abundante y solo se da en ciertas épocas del año.

Sus ramas con alargadas y poseen una cantidad importante de espinas afiladas, esta planta es muy resistente ya que en su estado silvestre no es comida por los animales debido a  su composición, además ellas poseen un veneno neurotóxico muy leve que usa como mecanismo de defensa.

La floración de esta planta es variada en climas cálidos la floración suele durar todo el año y solo cambia de flores con regularidad, dejando caer las viejas para salir nuevas, al igual que sus hojas. Mientras que en los demás climas suelen florecer en primavera y verano.

El único enemigo de esta planta en general vendría siendo el frío sus hojas y flores no soportan las bajas temperaturas, aunque pese a esto ellas logran sobrevivir y vuelven a florecer cuando llega la época cálida, a diferencia de otras plantas que suelen morir en esta época de temperaturas bajas.

Cómo cuidar una corona de cristo

Como dijimos anteriormente el cultivo de la corona de Cristo es muy sencillo solo necesitará unos cuidados muy básicos para mantenerla bella y floreada.

Exposición al sol:

La exposición al sol es el principal requerimiento para esta planta, ella necesita estar expuesta lo más que pueda a los rayos del sol para poder florecer de forma abundante.

Aunque la planta puede crecer en la sombra o ambientes pocos luminosos, no crecerá y se desarrollará de forma adecuada.

Abono y sustrato:

El lugar en donde sembremos nuestra corona de Cristo es muy importante pero otro factor importante es el tipo de tierra o sustrato que le coloquemos, y el abono que le agreguemos para ayudarla a crecer vigorosamente.

Asegúrate que la tierra donde esté creciendo la planta posea un buen drenaje, además que la tierra no este muy dura para que la planta pueda hacer buen uso de los nutrientes de la tierra.

Una vez sembrada en un buen espacio la planta puede crecer hasta lo que tú le permitas llegando a alcanzar con excelentes condiciones hasta unos 2 metros de altura.

Cómo podar la corona de Cristo:

La planta corona de Cristo suele ser ubicada en los jardines como una decoración por sus bellas flores por esta razón un tamaño muy grande no es lo más aconsejable ya que daña la visual del jardín, es por ello que la poda de esta planta se hace necesaria.

Antes de cortar las ramas debes tener una tijera de jardinero bien afilada y puedes cortar las ramas a tu gusto dándole el tamaño que tu quieres a tu planta, no botes la ramas que le cortes ya que con estas puedes sembrar una nueva planta.

Reproducción:

Esta planta suele reproducirse fácilmente a través de esquejes, solo debes colocar una rama de esta planta en tierra y sembrarla directamente, en muy pocos días prenderá y tendrás una nueva corona de Cristo lista para adornar tu jardín o maceta.

Riego:

El riego de esta planta es muy sencillo solo debemos agregar un poco de agua cada dos o tres días y ella se mantendrá siempre bella.

Protección de la planta:

Si vives en una región donde hay mucho frío puedes cuidar tu corona de Cristo al sembrarla en una zona donde quede protegida por una pared, de esta forma puede que pierda las hojas por el frío pero no sentirá la brisa completamente y podrá recuperarse rápidamente.

Trasplante:

E. milii puede requerir un trasplante de maceta, pero no es necesario trasplantarla cada año. Cuando la planta se quede pequeña en su maceta, es el momento adecuado de trasplantarla a una maceta más grande y darle una nueva mezcla para macetas. El trasplante se realiza mejor a principios de la primavera, al comienzo de la temporada de crecimiento. Utiliza guantes, ropa protectora y protección ocular adecuada cuando trasplante esta suculenta (recordar que la savia de esta planta es irritante).

Cómo reproducir la corona de cristo

La propagación de la corona de espinas es fácil y el porcentaje de éxito es alto. Se realiza mediante esquejes de tallo, seguidamente damos los pasos que debes seguir:

  • Basta con cortar una rama joven con una cuchilla o cuchillo bien afilado y esterilizado en la intersección donde se unen el tronco y la rama. Tras el corte, empezará a gotear algo de látex blanco de los cortes.
  • Coloca los esquejes en un lugar seco, preferiblemente sobre un periódico o una toalla de papel, para que se sequen y se formen callos en los cortes. Este paso debería tomar de dos a tres días.
  • Consigue una maceta pequeña y llénala con una mezcla para macetas bien drenada. Si el sustrato está demasiado seco, los esquejes no desarrollarán raíces y si está demasiado húmedo, se pudrirán. Hay que evitar ambos casos.
  • Si quieres que el enraizamiento sea más rápido, puedes sumergir los esquejes en una hormona de enraizamiento, aunque puedes propagar los esquejes sin el hormonas.
  • Introduce el esqueje en la mezcla húmeda para macetas y colócalo en un lugar cálido con mucha luz solar indirecta. No lo riegues en absoluto durante tres semanas.
  • Al cabo de un par de semanas, los esquejes empezarán a echar raíces. Puedes saberlo tirando suavemente de las plantas y comprobando si ofrecen cierta resistencia.
  • Al cabo de un mes, la planta estará completamente establecida y mostrará signos de crecimiento. En esta fase del proceso puedes empezar a regar la planta, aunque sea ligeramente.

Plagas

La corona de cristo es una planta muy resistente, rara vez es invadida por plagas. Cuando ocurre, las cochinillas, las escamas, los ácaros y los trips son los culpables habituales. Puedes ocuparte de estos bichos mojando un bastoncillo de algodón en agua jabonosa y usándolo para frotarlos.

La Euphorbia milii (nombre científico de la corona de cristo) sólo es susceptible de contraer enfermedades como resultado de un exceso de agua, ya sea en el sustrato o en el follaje. Para evitarlo, nunca debes regar la planta en exceso.

¿La planta corona de cristo es venenosa?

La E. milii produce una savia blanca lechosa que es tóxica y puede causar irritación en la piel y los ojos. Es mejor mantener la planta alejada de los niños y los animales domésticos.


Video Corona de Cristo características y cuidados:


Un comentario “Corona de Cristo características y cuidados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *