Cómo reproducir suculentas



Cómo reproducir suculentas -

Cómo reproducir suculentas. Si tienes una suculenta en casa, te sorprenderá lo fácil que resulta hacer que se reproduzca, a continuación te enseñamos los métodos para propagar las suculentas.

Cómo reproducir suculentas. Pase el tiempo, pero las plantas suculentas no pasan de moda. ¿Por qué? Porque son hermosas y fáciles de cultivar. Se caracterizan por su capacidad para acumular grandes cantidades de agua en sus hojas o tallo, y su aspecto carnoso les da una belleza singular que has hacen atractivas para la decoración, sin necesariamente pertenecer a este tipo de plantas.

Existen una gran variedad de plantas suculentas, una de las más conocidas es el cactus, y también varias maneras de reproducirlas. Si quieres saber cómo reproducir suculentas a continuación te mostramos las formas de hacerlo:

Reproducción por semilla:

Si se desea reproducir suculentas mediante semillas, habrá que comprarlas en tiendas especializadas u obtenerlas de plantas madre. En cualquiera de los casos, las semillas deberán estar siempre bien secas y limpias antes de su uso. Pueden sembrarse en semilleros, con sustrato preparado para cactus y suculentas. Si las semillas son pequeñas, bastará con esparcirlas por la superficie y cubrirlas con un estrato fino de tierra. En el caso de las semillas más grandes, se recomienda enterrarlas a una profundidad equivalente al doble de su diámetro. La distancia entre una semilla y otra habrá de ser de 1 cm aproximadamente.

La temperatura idónea será de 19-20 °C para la germinación. Es deseable colocar el semillero en posición de semisombra, preferiblemente cubierto con un plástico. Al cabo de un mes, las semillas ya habrán germinado y darán lugar a tiernas plantitas que deberán conservarse a 10 °C y siempre en posición de semisombra, protegidas de la luz directa del sol, que puede causarles quemaduras muy peligrosas. Cuando estas plantitas tengan 2 o 3 cm de altura, ya podrán trasplantarse a una maceta o al cajón para el cultivo, una operación que se aprovechará para separar las plantas que hayan nacido demasiado juntas.

Reproducir suculentas por hojas

Puedes usar las hojas que se han caído, o desprender una de la planta madre. Pero debes asegurarte que estén sanas y que el extremo de la hoja de no este cortado. Luego de seleccionar las hojas, déjalas que se sequen por unos 3 días aproximadamente para evitar que se pudran.

Seguidamente coloca las hojas en sustrato adecuado para este tipo de plantas. No las siembres, solo colócalas. El extremo cortado de la hoja no debe tocar el sustrato, ese es un trabajo que las raíces hacen por su cuenta.

Reproducir suculentas por hojas

Reproducir suculentas por hojas

Reproducir suculentas por esqueje

Esta forma de reproducción se parece a la anterior, solo que en vez de usar hojas se utiliza el tallo de la planta principal.

Empieza por cortar el tallo para luego eliminar las hojas interiores del esqueje, procura dejar unos 5 cm. al descubierto. Coloca el esqueje bajo sombra mientras se seca. Recuerda si el esqueje es más ancho más tardará en secar. El tiempo aproximado varía en 3 y 5 días.

Una vez que el esqueje este seco, lo colocas en una maceta con sustrato especial para estas plantas.

Reproducir suculentas por esqueje

Reproducir suculentas por esqueje

Reproducir suculentas por división

En la propagación por división, los vástagos formados a partir de la planta madre se separan y se colocan por separado en otra maceta. Este es el método más utilizado para obtener plantas nuevas de suculentas como Aloe, Haworthia o Gasteria.

Algunas especies se propagan fácilmente separando órganos subterráneos, y entonces se habla de división de rizomas (como ocurre con Sansevieria, donde se habrá de comprobar que cada rizoma tenga una yema de crecimiento) y de división por tubérculos (como en el caso de Ceropegia, donde tendrán que cortarse unos derivados del tubérculo principal y pasarse a otra maceta).

En todos los casos es aconsejable efectuar la división sólo durante la fase de reposo vegetativo de la planta madre, con la precaución de eliminar siempre todas las partes dañadas y de aplicar un producto fungicida en los cortes para favorecer la cicatrización.

Reproducir suculentas por división

Reproducir suculentas por división

Reproducción de suculentas por injerto

Es el sistema de multiplicación más complicado, y se usa sólo para plantas de reproducción complicada o de crecimiento muy lento. Se coloca la parte apical de la planta que quiere multiplicarse en el tallo de una especie portainjertos, de la que se aprovecha el vigor de las raíces. La práctica del injerto consiste en poner en contacto los tejidos internos de las dos especies que constituirán la nueva planta. En las plantas de tallo muy plano, se practica una incisión vertical de 1-2 cm en el portainjertos y en ella se insertan las secciones de tejido de la especie que quiere reproducirse privadas de la piel hasta la altura adecuada para que penetren fácilmente en la hendidura.

Si la operación de poner en contacto ambas partes se realiza bien, en el plazo de dos semanas se habrá producido la fusión de los tejidos y se habrá formado una nueva planta cuya base será la portainjertos (vigor radical y crecimiento más rápido), mientras la parte superior estará constituida por la planta multiplicada (características ornamentales deseadas). Conviene recordar que, para no transmitir enfermedades causadas por hongos, la manipulación de los tejidos expuestos requiere siempre la utilización de instrumentos muy limpios y esterilizados.

Reproducir suculentas en agua

Es otra forma de reproducción. Para ello debes esperar que el esqueje este seco para que puedas enraizarla en agua. Después coloca el esqueje en el borde de un vaso u otro contenedor con agua. Asegúrate que en tallo quede encima de la superficie  y verás como las raíces llegarán al agua.

Ubica tu vaso o tarro en una ventana soleada. Con el tiempo podrás decidir si quieres seguir creciendo tu suculenta en agua o sembrarla en una maceta.

Reproducir suculentas en agua

Reproducir suculentas en agua

Recomendaciones generales

Las suculentas son plantas que no necesitan de muchos cuidados, crecen sanas y fuertes incluso en climas fríos, sin embargo debes prestar atención al exceso de humedad y los hongos. Para saber cómo reproducir suculentas siguen estas recomendaciones:

Sustrato

Utiliza macetas y tierra con muy buen drenaje. Las suculentas tendrán un buen desarrollo si colocas una capa de grava o piedras que separe sus hojas del sustrato. Además, a las hojas o esquejes recién plantados debes aplicarles fungicidas (de preferencia naturales) para evitar enfermedades o plagas.

Ubicación y riego

Es importante que la suculenta tenga una buena iluminación y evitar el riego en exceso. En invierno lo recomendable es regarla una vez al mes y en verano bastará hacerlo una vez por semana.




Video sobre Cómo reproducir suculentas:



Compartir este artículo en las redes sociales




Un comentario “Cómo reproducir suculentas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *