Cómo cultivar y cuidar la Gasteria o lengua de buey

cuidados de la gasteria

Las plantas del género Gasteria reciben su nombre por la forma de saco de sus flores, que parecen un estómago. Estas suculentas son originarias de Sudáfrica, donde crecen en condiciones de poca sombra con un excelente drenaje. Por ello, están adaptadas a condiciones de luz relativamente menores que algunas suculentas más conocidas, y son buenas opciones para plantas de interior. Dependiendo de la especie, las hojas pueden tener marcas con interesantes dibujos y coloraciones.

Cultivo de la gasteria

Luz

Luz brillante, pero no luz solar directa. Crecen en condiciones similares a las de las Haworthias. Las hojas blancas o amarillas suelen significar demasiado sol.

Agua

Debes regar uniforme y generosamente en los meses calurosos del año, dejando que la tierra se seque entre riegos. En invierno, reduce el riego a uno de cada dos meses, pero no dejes de regar. Nunca dejes que el agua se acumule entre las hojas.

Temperatura

Veranos más cálidos, pero frescos en invierno, soporta hasta 10 ˚C. Las hojas pueden adquirir un color más claro y brillante durante el tiempo más cálido, o la planta puede florecer con pequeñas y coloridas flores en forma de saco.

Tierra

Utiliza una mezcla de tierra para suculentas o tierra para macetas de drenaje muy rápido mezclada con arena.

Abono

Puedes abonar durante la temporada de crecimiento de verano con un abono para cactus y suculentas. No abonar durante el invierno.

Cómo se reproducen las gasterias

Las gasterias pueden propagarse en el momento del trasplante utilizando esquejes de la planta madre o esquejes de hoja, según la especie.

Cuando tomes esquejes, utiliza un cuchillo afilado o unas tijeras y corta lo más cerca posible del tallo madre para incluir el mayor número posible de raíces. A continuación, deja que el esqueje se seque brevemente antes de trasplantarlo. A continuación, pon los retoños en una maceta pequeña, utiliza la misma tierra que la planta madre y colócala en un lugar cálido y luminoso y riégala adecuadamente.

Cómo trasplantar la planta lengua de buey

Las gasterias son plantas de poco tamaño, de raíces poco profundas y de crecimiento muy lento. Por ello, suelen cultivarse en pequeños racimos en platos anchos y poco profundos. Con el tiempo, los racimos se ampliarán de forma natural a medida que la planta madre emita pequeñas plántulas. Cuando el grupo de plantas haya crecido más que su maceta, es el momento ideal para llevarlo a un nuevo contenedor ancho y poco profundo con tierra fresca para macetas en primavera o a principios de verano. Este es también el momento de tomar esquejes para su propagación.

Consejos finales para el cuidado de las gasterias

Las gasterias tienen muchas coincidencias con las haworthias porque tienen requisitos de cultivo similares. Ambas son atractivas y pequeñas suculentas que pueden tolerar algo más de sombra que muchas suculentas, lo que las hace más adecuadas como plantas de interior. Sin embargo, estas suculentas son susceptibles de sufrir infecciones fúngicas, que suelen aparecer como manchas negras en las hojas. Son el resultado de un exceso de humedad o de agua en las hojas, pero no deben extenderse demasiado rápido. Las gasterias tienen un mecanismo de defensa natural contra estos ataques fúngicos y atacan al organismo invasor y sellan la mancha herida. En general, cualquier lugar en el que prosperen la Haworthia y el Aloe será hospitalario para una Gasteria.


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 4 septiembre, 2021


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *