Todos sobre el cuidado de las Haworthias: la familia de suculentas más impresionante

haworthia cuidados haworthia cuidados y riego cactus haworthia cuidados planta haworthia cuidados cebra haworthia cuidados succulent haworthia cuidados haworthia fasciata cuidados haworthia limifolia cuidados haworthia cymbiformis cuidados haworthia retusa cuidados

Haworthia es un género de aproximadamente unas 150 especies de plantas suculentas. Al igual que Aloe, Gasteria y Astroloba, todas son miembros de la familia Asphodelaceae. La mayoría de las especies son endémicas de Sudáfrica, aunque algunas se extienden a los países vecinos, en Suazilandia, Namibia y Mozambique.

Las Haworthias se cultivan como suculentas solitarias o pueden formar macizos con rosetas de hojas carnosas, normalmente sin tallo, que varían en tamaño, forma, textura y color. Incluso dos plantas que crecen una al lado de la otra en la misma colección pueden tener una coloración o marcas totalmente diferentes. Las flores son pequeñas, de color blanco, y nacen en inflorescencias delgadas no ramificadas.

Condiciones de cultivo de la Haworthia

Las haworthias suelen cultivarse en macetas como plantas de interior, pero se pueden sacar al exterior en verano. También se cultivan al aire libre en zonas donde las heladas son poco frecuentes y de corta duración.

Cultivo y cuidado de la Haworthia

Luz

Aunque algunas especies pueden crecer a pleno sol, la mayoría de las especies viven en lugares más apartados y están adaptadas para prosperar en la sombra parcial. En su hábitat, tienden a crecer debajo de arbustos y salientes rocosos. Esta adaptabilidad les permite adaptarse bien a condiciones de poca luz en hogares y oficinas. Coloque las plantas en macetas en un área brillante para evitar la luz más cálida del día. Las hojas blancas, amarillas o rojizas generalmente indican que su planta ha recibido demasiada luz solar. Durante mucho tiempo, la sombra profunda tiende a debilitar las plantas. Las Haworthias crecen bien bajo luz artificial. Si pasan el invierno en el interior, mueva gradualmente las plantas a la luz del sol brillante en el exterior para evitar quemaduras.

Suelo

A todas las Haworthias no les gusta que sus raíces permanezcan húmedas durante períodos prolongados, por lo que su suelo debe estar bien drenado. En su hábitat, se encuentran creciendo en suelos arenosos en zonas rocosas. Utilice una mezcla comercial para macetas para suculentas o haga la suya propia.

Temperatura

A las haworthias les gustan las temperaturas cálidas en verano, pero frescas en invierno. Las temperaturas naturales más frescas que se encuentran en una habitación sin calefacción durante el invierno son perfectas. Sin embargo, a las Haworthias no les gusta el frío. Les va mejor una temperatura que oscila entre los 24 y 32 °C. Algunas especies pueden sobrevivir a una ligera helada durante un breve periodo, pero es mejor no arriesgarse. La mayoría de las Haworthias son resistentes al frío.

Tamaño de la maceta

Las macetas poco profundas suelen ser mejores que mejor resultado dan, pero algunas Haworthias tienen raíces grandes y gruesas por ello necesitan una maceta más profunda. Asegúrate de que tu maceta tiene al menos un agujero de drenaje.

Cuidados básicos de la Haworthia

Las haworthias son una de las suculentas más fáciles de cuidar, lo que las convierte en plantas de interior muy populares. Son plantas estupendas para los aficionados a las suculentas principiantes.

Riego

Estas suculentas son muy resistentes al agua, pero el riego excesivo puede provocar la pudrición rápidamente. En el verano más caluroso, cuando las Haworthias están casi inactivas, el riego es suficiente para evitar que las hojas se marchiten. Desde el otoño hasta la primavera, cuando el crecimiento es más activo, riegue las plantas a fondo y luego espere a que la parte superior del suelo se seque antes de regar. En invierno, cuando su crecimiento se ralentiza significativamente, riegue menos. Si está usando un plato, drene el agua rápidamente.

Cómo abonar

Las Haworthias son suculentas pequeñas y de crecimiento lento, y no necesitan mucho abono. Para un crecimiento óptimo, la fertilización es una buena idea. Abona sólo con un fertilizante diluido y sólo durante la temporada de crecimiento activo. Evita abonar en verano, ya que las Haworthias están en un periodo de descanso de 6 a 8 semanas. No abones las plantas recién plantadas en maceta durante el primer año.

Cómo trasplantar esta suculenta

Estas suculentas suelen ser de crecimiento lento y pueden permanecer en la misma maceta durante años. Para mantener tus plantas sanas y felices, trasplanta las Haworthias en tierra fresca cada dos o tres años. Muchas Haworthias se desplazan libremente y forman racimos mucho más grandes que la planta individual. Cuando el racimo haya crecido más que su maceta, trasplanta tu Haworthia en primavera u otoño. Limpia las hojas muertas o arrugadas y traslada la planta a una maceta más grande con una mezcla de tierra fresca sólo si el racimo cubre toda la superficie de la tierra. El momento del trasplante es también el mejor momento de tomar esquejes para la reproducción de esta planta.

Cómo propagar la Haworthia

La propagación vegetativa, especialmente por esquejes, es el método más rápido y común de propagar Haworthias. Estas suculentas también pueden propagarse por hojas y semillas.

Esquejes

Además de ser el método más fácil de propagar Haworthias, la propagación por esquejes también ayuda a mantener una buena forma de la planta. La mayoría de las Haworthias hacen retoños tarde o temprano. Retira los hijuelos cuando hayan empezado a desarrollar sus propias raíces. Deja que los hijuelos se sequen durante uno o dos días y plántalos en una maceta pequeña con una mezcla de tierra que drene bien. Coloca la maceta en un lugar cálido y luminoso y riega cuando la tierra esté seca.

Hojas

Esta suculenta puede propagarse a partir de esquejes de hojas. Retira una hoja sana de la roseta principal junto con un poco de tejido del tallo en el extremo. Deja que la hoja se calme durante varios días, y luego ponla en un recipiente con una mezcla de tierra que drene bien. Mantén el recipiente en un lugar luminoso sin luz solar directa y riega cuando la parte superior de la tierra esté seca. En muchos casos, luego de unas semana se formarán lentamente una o varias plantas nuevas a partir de la hoja. Las raíces aparecerán primero, pero las rosetas suelen tardar más en desarrollarse.

Semillas

Siembra las semillas en primavera u otoño en una mezcla de tierra que drene bien. Mantén la tierra húmeda hasta la germinación, que suele tardar de una a dos semanas. Trasplanta las plántulas a macetas individuales después del primer o segundo año.

Principales Plagas y enfermedades de la Haworthiap

Plagas

Las haworthias suelen estar libres de la mayoría de las plagas que atacan a las suculentas. La única excepción son las cochinillas. Pueden ser un problema común, pero se resuelve fácilmente eliminándolas físicamente o con insecticidas estándar para plantas de interior. Cuando la tierra se mantiene demasiado húmeda, los mosquitos del hongo pueden ser otro problema.

Enfermedades

La tierra constantemente húmeda también puede provocar la putrefacción de las raíces, un problema común en las Haworthias. Los síntomas de una raíz podrida incluyen la detención del crecimiento, la reducción del tamaño de la planta o de las hojas, o el arrugamiento de éstas. En ocasiones, esta podredumbre de la raíz puede pasar al tallo y provocar la muerte de la planta.

Toxicidad de la Haworthia

Las especies de Haworthia no suelen ser tóxicas para los seres humanos y los animales.


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 14 agosto, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *