Albahaca, alhábega Ocimum basilicum


Ocimum basilicum - Albahaca, alhábega

La albahaca es una planta aromática que proporciona sabor y aroma a salsas y ensaladas, pero a su conocida utilidad en la cocina hay que añadirle sus propiedades saludables, ya que alivia problemas digestivos, como son los gases o la indigestión.

Nombre común de Ocimum basilicum:

Albahaca, alhábega

Nombre científico de Albahaca, alhábega:

Ocimum basilicum

Familia:

Lamiaceae

Origen:

Regiones tropicales de Asia

Descripción y Características:

La albahaca es una hierba anual aromática que se cultiva como perenne en climas tropicales, es de crecimiento bajo (mide entre 30 a 130 cm); tiene hojas opuestas de un verde lustroso, ovales u ovadas, dentadas y textura sedosa, que miden de 3 a 11 cm de largo por 1 a 6 cm de ancho. Esta planta presenta espigas florales terminales, con flo­res de forma tubular de color blanco o violáceo, las cuales, a diferencia de otras plantas de la misma familia, tienen los cuatro estambres y el pistilo apoyados sobre el labio inferior de la corola.

Cuidados de Albahaca, alhábega (Ocimum basilicum):

Esta planta se cultiva a plena luz o en lugares sombreados. Crece bien en suelos arenosos, ligeros y bien drenados. Es recomendable fertilizar el suelo antes de la siembra. El riego debe ser abundante y constante.

Usos:

Este planta suele encontrase en los jardines, en pequeños macizos. Se utiliza principalmente fresca como condimento. El aceite esencial de albahaca es rico en un compuesto conocido como estragol (1-alil-4-metoxibenceno) que es un potente carcinógeno (para hepatomas, especialmente) y genotóxico natural.

Plagas y Enfermedades

La albahaca es una planta infaltable en macetas o en la huerta ya que es una planta muy fácil de mantener y que no necesita grandes cuidados. Pero como todas las plantas, tiene sus plagas correspondientes, entre las más conocidas tenemos: Minador de la albahaca, pulgones, orugas y gusanos.

Reproducción:

La albahaca se reproduce por semillas o por esqueje, son muy fáciles de enraizar.






Compartir este artículo en las redes sociales



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *