Haworthia Reinwardtii: Cuidados, riego y reproducción

Haworthia Reinwardtii cuidados

La Haworthia reinwardtii es una suculenta originaria del Cabo Oriental en Sudáfrica y es una maravillosa planta de interior o una adición a un jardín de suculentas.

Las rosetas basales de esta haworthia, conocida como verruga de cebra, hacen que esta planta destaque en un jardín de suculentas. Crecen en forma de espiral y producen flores tubulares en primavera.

El follaje y las hojas carnosas también pueden adoptar una variedad de colores, que van del rojo intenso al verde brillante. Cuando están completamente desarrolladas, parecen plantas de otro mundo.

Cuidados de la Haworthia Reinwardtii

Tamaño y crecimiento

La planta cebra no es una suculenta grande como muchas del género Haworthia. Las rosetas rara vez alcanzan más de 20 cm. En algunos casos, sólo alcanzan unos pocos centímetros, lo que permite plantar esta suculenta en pequeñas macetas.

Algunos afirman que el ritmo de crecimiento es rápido, mientras que otros dicen que es una planta de crecimiento lento. Las hojas carnosas crecen en forma de espiral y presentan pequeños crecimientos blancos que se asemejan a verrugas.

Aunque la planta no crece mucho, empieza a extenderse para formar una alfombra. La alfombra proporciona un lugar para los numerosos retoños que produce esta suculenta.

La Haworthia Reinwardtii se confunde a menudo con la Haworthia coarctata, que tiene protuberancias de menor tamaño.

Flores

La planta produce flores tubulares en primavera. Crecen en un racimo, que es una agrupación de flores en la que las flores separadas crecen en tallos cortos a igual distancia sobre un largo tallo central. Las flores son de color blanco rosado y no despiden ningún aroma.

Ambiente

Estas plantas necesitan mucha luz. Prefieren el pleno sol y la luz brillante. Si se colocan en el interior, ponlas en una ventana orientada al sur o al oeste.

Asegúrate de que la planta se mantenga caliente durante la primavera, el verano y el otoño. En invierno, la planta puede tolerar temperaturas más frías, pero no heladas.

Riego

La mayoría de las suculentas no requieren mucha agua, y la verruga cebra no es una excepción. Riégala aproximadamente una vez al mes, dejando que el sustrato  se seque completamente antes de volver a regar.

Es preferible regar por debajo de lo normal que regar en exceso. Si la planta se riega en exceso, puede desarrollar podredumbre.

Abono

No es necesario alimentar a la Haworthia reinwardtii. Sin embargo, si decides abonar, alimenta a la planta sólo ocasionalmente, y utiliza una solución débil diluyendo el abono con agua.

Tierra y trasplante

La mejor mezcla para macetas ofrece un drenaje rápido, lo que ayuda a limitar el riesgo de putrefacción. Para la verruga cebra, utiliza una combinación de musgo de turba y tierra rica con un poco de arena.

Si el recipiente no ofrece buen drenaje, añadir una capa de grava debajo de la tierra ayuda a evitar el exceso de humedad.

Son plantas de crecimiento lento que no deberían necesitar un trasplante, a menos que hayas empezado con un recipiente muy pequeño.

El único otro momento en que las verrugas de cebra pueden necesitar un trasplante es durante la recolección de vástagos.

Al trasplantar, elige un recipiente ligeramente más grande que el actual. Utiliza la misma mezcla de tierra y evita regar demasiado la planta.

Cuidado y mantenimiento

Esta planta no requiere mucho mantenimiento, salvo la eliminación de las hojas o los tallos florales muertos.

Reproducción de la Haworthia Reinwardtii

  1. La propagación se realiza mediante la recolección de los hijuelos. Estos vástagos crecen justo debajo de la superficie alrededor de la planta madre.
  2. El mejor momento para la propagación es cuando se trasplanta la planta. Retira la planta madre del suelo y corta los hijuelos de Haworthia reinwardtii con un cuchillo afilado.
  3. Deja que los hijuelos cortados y la planta madre se sequen y cicatricen durante un día.
  4. Coloca los hijuelos en pequeños recipientes con una mezcla de tierra de cactus. Riega con poca frecuencia y mantén el calor.

Problemas de plagas o enfermedades de la Haworthia

  • Las plagas y enfermedades no suelen ser un problema para la verruga cebra. Sin embargo, hay varios signos de que la planta está recibiendo demasiada agua o sol.
  • Si las hojas empiezan a ponerse rojas, la planta está recibiendo demasiada luz solar directa.
  • Colócala en una zona con menos luz solar. Al cabo de unas semanas, las hojas rojas pueden empezar a recuperar su color verdoso original.
  • Las manchas negras y las hojas arrugadas indican que la planta está muy agua. Reduce la frecuencia de los riegos. Las manchas negras y las arrugas deberían empezar a desaparecer.
  • Si el problema persiste, corta las hojas dañadas, o recoge los retoños y haz crecer nuevas plantitas.

Usos

  • Una planta cebra pequeña y compacta puede cultivarse en casi cualquier habitación de la casa.
  • Cuando adquieras por primera vez una planta de Haworthia reinwardtii, puede venir en una pequeña maceta de no más de cinco centímetros. Puede tardar uno o dos años en crecer más que la maceta.
  • Queda muy bien sola cerca de una ventana o en un jardín de suculentas con otras de distintos tamaños, formas y colores.

Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 4 septiembre, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *