Cómo cultivar y cuidar la Frithia

Cómo cultivar y cuidar la Frithia

La Frithia es un género de suculentas perennes de bajo crecimiento, con hojas erectas en forma de garrote con una membrana transparente en el ápice y flores solitarias similares a las flores de las margaritas, los colores van de rojo a púrpura y aparecen a finales del invierno.

El género Frithia fue descrito por primera vez por N.E. Brown (1925), un taxónomo del Herbario de Kew. Sin embargo, en aquel momento no se asignó ninguna especie a este género, y sólo más tarde se dio una descripción completa de Frithia pulchra. Se le dio el nombre de Frank Frith (1872 – 1954), un jardinero que trabajaba en los servicios ferroviarios destinado en la estación de Park, en Johannesburgo, que llevó los especímenes a Brown en Kew cuando estaba de visita en Londres. Brown dio el nombre de Frithia en honor al humilde hombre que le llevó los ejemplares. El nombre de la especie “pulchra” deriva del latín “pulcher“, que significa “hermoso”.

Cuidados y condiciones de cultivo

Luz: Las frithias necesitan toda la luz que puedas darles, pero un sol intenso podría “chamuscar” las plantas. En el hábitat, superan este problema haciendo que sólo asomen las puntas de las hojas por encima del suelo.

Suelo: Es esencial un suelo que drene bien y macetas amplias, y si la única maceta disponible es profunda, rellena la mitad inferior con gravilla o arena gruesa.

El agua: Las frithias no son tímidas con el agua y deben regarse con regularidad durante la temporada de crecimiento, pero el agua debe drenarse rápidamente. Mantén las plantas secas en invierno.

Abono: Cuando estén en crecimiento, alimenta las plantas cada dos o tres semanas con un abono líquido bajo en nitrógeno.

Cuidados generales Frithia

Las frithias son plantas de verano y fáciles de cultivar. Necesitan un riego ligero y esporádico durante su periodo de descanso invernal y requieren un riego moderado en verano. Son propensas a la podredumbre si se mantienen demasiado húmedas cuando el calor apaga su ciclo de crecimiento. Un suelo arenoso y bien drenado que contenga una pequeña cantidad de materia orgánica mantendrá a estas plantas felices. Las frithias pueden cultivarse en macetas o al aire libre en una rocalla. Riega completamente el compost, pero deja que se seque perfectamente entre los riegos. Un riego insuficiente puede tener resultados desastrosos, así que sé generoso con el agua en verano. Casi todos los problemas se producen por exceso de riego y mala ventilación, sobre todo cuando las condiciones meteorológicas son apagadas y frescas o muy húmedas. Mantén el suelo seco en invierno. Estas sucuelntas crecen bien a pleno sol, así como con algo de sombra en verano.

Propagación de Frithia

Las frithias pueden reproducirse a partir de semillas, sembradas en un medio arenoso, o propagarse vegetativamente por división.


Video Cómo cultivar y cuidar la Frithia:


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 4 septiembre, 2021


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *