13 Flores japonesas más bonitas con su significado

flores japonesas

Las flores de Japón son más que un atractivo turístico, siendo consideraras un punto importante para la consciencia y la ideología de los nativos. Esta es la razón de que se encuentren en los dibujos animados, los kimonos, los tatuajes, o las obras artesanales. A continuación, te enseñaremos cuáles son las flores más bonitas e importantes para el pueblo japonés y su respectivo significado.

El árbol de cerezo viene a ser el más popular, y se conocen por el nombre de “sakura.” Sus frutos ganaron fama debido a su efímera naturaleza, a tal punto en que se comenzaron a realizar “recepciones solemnes” (mejor conocidas como Hanami). Se tratan de excursiones que invitan a sus participantes a reflexionar sobre la naturaleza de la mortalidad y la vida, usando las sakura como un ejemplo.

Esta tendencia tomó fuerza en la cultura samurái, ya que admiraban esta flor gracias a su gran semejanza: la vida de ambos era corta. También podemos añadir que el color de los cerezos representaba las gotas de sangre que derramaban en el campo de batalla. Sin embargo, a día de hoy su significado sufrió un cambio, llegando a reflejar la belleza, sencillez, e inocencia de la naturaleza.

¿Qué significado tienen las flores japonesas?

En los siguientes párrafos te enlistamos cuáles son las flores más importantes de la cultura japonesa y que representa cada una:

1. Sakura – Flor del Cerezo

Los árboles de cerezos son los más codiciados de Japón, ya que su flor es tendencia en las generaciones del país. Desde antaño se han empleado para decorar los hogares y han representado distintos significados para los clanes o las profesiones japonesas de otro tiempo. Su influencia en esta cultura ha sido tan fuerte que incluso es la flor más frecuente en los tatuajes orientales. También destacamos que es el centro de los festivales y las celebraciones de Japón, como, por ejemplo, el Ohanami. Esto se debe a que personifica el cambio de estación (de frío a caliente) y simboliza el comienzo de la primavera.

2. Momo – Flor del Melocotón

Es conocida como la “flor del melocotón”o“flor de durazno,” pero lo interesante es que no fue un árbol originario de Japón, sino que es una flor china importada al país durante el desenlace del periodo Yayoi (comenzó en el 300 a. C. y terminó en el 250). En poco tiempo se convirtió en uno de los símbolos más importantes de diversidad, fortaleza, y dureza. Es importante señalar que sus utilidades transcienden la simple decoración, empleándose en la elaboración de diversos platos tradicionales. Además, se confunde con la flor de sakura, ya que son parecidas; no obstante, la de melocotón es rosa, mientras que la de cerezo es blanca.

3. Kiku – Crisantemo

Se trata de otra planta importada de China en la antigüedad, que, a pesar de todo, ganó bastante fama a nivel nacional, sobre todo porque los cuidados y la tierra japonesa le ha brindado la oportunidad de evolucionar y desarrollarse en variadas especies y diversas tonalidades. La flor de kiku destaca por su simbología, forma, y tamaño, motivo por el cual es empleada con regularidad para las celebraciones de otoño. De igual forma es común encontrarlas en los jardines, los huertos, y los parques de Japón. Esto se debe a que representa a “la persona noble” y “la pureza del ser humano.”

4. Sumire – Violeta

Sumire – Violeta

El fruto sumire es una flor silvestre que tiende a crecer durante la primavera. Pero lo que más destaca de ella es el olor que emana. Su significado en la cultura nacional radica en la forma y el tamaño de la misma, pero estos no son los aspectos que le dieron fama, sino su olor. De hecho, muchas personas adoran viajar en esta época solo para disfrutar de su esencia. Traducido al español, es la flor del “contenedor de tinta,” considerando que tiene una forma similar a los tinteros que usaban los carpinteros de antaño. Con el paso de los años, las nuevas generaciones le dieron otro significado: “pequeño amor,” “sinceridad,” o “pequeña alegría.”

5. Tsubaki – Camelia

Las camelias o tsubakis son una de las flores más fotografiadas por los turistas en Japón, sin mencionar que son característica de los dibujos de los kimonos. Todo gracias a que forman parte de los países de primavera. También se encuentran en la mayoría de las obras de arte japonesas. Los nativos la conocen como “la flor del tiempo,” esto se debe a que aparecen durante la primavera y resisten las bajas temperatura. Por supuesto, depende del color de la flor. En la cultura local vienen a representar “la humildad,” “la discreción,” y “el amor perfecto.”

6. Sakurasou – Prímula

El significado de esta flor viene a ser “muy parecida a sakura,” sin embargo, lo cierto es que su color no es idéntico a la flor de cerezos. Como muchas de las flores más populares de Japón, no es originaria de ella, sino que se importaron de otras naciones hace siglos; el aspecto negativo es que se desconoce cuál es su procedencia o la época en que se comenzó a cultivar entre las limitaciones japonesas. No obstante, la mayoría de los historiadores consideran que apareció en el periodo histórico de Edo, cuando la nación empezó a gana mayor reconocimiento. Su presencia simboliza “el amor duradero” y “el deseo.”

7. Shibazakura – Flor del Musgo

Es una de las flores más populares incluidas en los jardines japoneses, todo gracias a su llamativa variedad de tonos: rosa, blanco, y magenta. Sin mencionar que suelen crecer en los campos, como, por ejemplo, el parque Hitsujiyam; el cual celebra un festival todos los años en verano con el fin de explotar el ambiente que genera la shibazakura. A pesar de que es tan popular, es importante destacar que no se originó en Japón, sino en Norte América. Pero su aroma y sus colores han combinado con los paisajes y la cultura japonesa, convirtiéndose en la “rosa del musgo.”

8. Kosumosu – Cosmos

A pesar de que se trata de un fruto silvestre, hoy en día se tiende a cultivar de manera mezclada con distintas variedades de flores, las cuales contrastan gracias a sus tonalidades y formas. Dicha tendencia se da en el otoño. Esta es la razón de que los nativos suelan combinarla con los momiji. Sus principales traducciones son “amor” e “higiene.”

9. Asagao – Gloria de la Mañana

Es una flor común de la época veraniega, siendo su mortalidad efímera la razón de su fama. Debes tener en cuenta que tampoco es originaria de la nación, sino que se introdujo durante el periodo histórico de Heian, convirtiéndose en la favorita del emperador: las usó para adorar todos los jardines de su palacio, el cual destacó por su aroma y las flores violeta intenso. Tal como la mortalidad de la flor, su nombre se traduce como “amor breve.” Pero puedes encontrar otros significados, entre ellos “vínculo de amor,” considerando que tienden a abrirse durante la mañana, pero mueren al caer la noche.

10. Kinmokusei – Osmanthus Naranja

Osmanthus Naranja

Se conoce como “osmanthus la flor naranja” gracias a su intensa tonalidad, y a pesar de que se originó de China, destaca por su combinación con el ambiente japonés. Fue importada a la nación en el periodo histórico de Edo, siendo una de las plantas con los frutos más bonitos del otoño. Para esta cultura, la kinmokusei se conoce como la flor de “la fidelidad” y “la nobleza,” esta es la razón de que sea tan popular emplearla de forma simbólica para renovar la amistad, el amor familiar, y el cariño romántico. Por otro lado, destaca por sus cualidades físicas: es pequeña con pétalos gruesos, de tono naranja intenso, capaz de contrastar con el verde de sus hojas.

11. Tsutsuji – Azalea

La mayoría de los turistas solo ven una planta hermosa, fuerte, y resplandeciente; pero es más que un simple objeto decorativo para los japoneses. La flor tsutsuji es el eje central del festival de la Azalea, que se celebra en el Santuario Nezu, Barrio de Bunkyo. Viene a ser uno de los eventos más relevantes de la nación, solo superado por el festival de los Cerezos. Por otro lado, las azaleas solo aparecen entre los meses de abril y mayo, siendo la única temporada en la que puedes disfrutarlas. No son tan populares como las sakuras, sin embargo, a las personas les encantan sus tonalidades rojo púrpura y rojo cobrizo.

12. Ume – Albaricoque Japonés

Albaricoque Japonés

Uno de los aspectos que más seducen de la flor ume son las variadas tonalidades que adopta a lo largo de su vida. Las cuales van desde el rosa o el rojo fuerza hasta el blanco. Por otro lado, sus pétalos desarrollan una textura lisa y una forma redondeada, manteniendo un tallo corto. Como la mayoría de las flores que enlistamos, se originó en China, pero se importó a Japón hace más de 15 siglos, durante el periodo histórico de Nara. Desde ese tiempo se le anexaron diversos significados a ume, no obstante, hoy en día se mantiene como “buena salud y fortuna.”

13. Akaibara – Rosas Rojas

Se trata de una rosa que abunda dentro de los jardines japoneses. Al igual que su significado occidental, se traduce como “romanticismo,” sin embargo, la textura y la forma son particulares de Asia. Si quieres visitarla, no olvides ir a Japón durante el otoño y caminar por el parque Gora, donde se encuentra la mayor aglomeración de akaibaras.

¿Qué es el ikebana para las flores japonesas?

Las flores son una parte vital de las tradicionales japonesas antiguas, y esto se demuestra con mayor énfasis debido a ikebana: un arte floral cuya finalidad es hacer arreglos para los dioses japoneses a modo de ofrenda. También se considera el arte que cultiva el intelecto y el alma. Ahora bien, ¿Qué tienen que ver las flores que enlistamos con el ikebana? Éstas suelen ser empleadas con mayor frecuenta, ya que están alineadas con los valores más apreciados de Japón, entre ellos destacamos la nobleza, la humildad, la belleza, y el amor.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.