¿Cuál es la flor nacional de México?

¿Cuál es la flor nacional de México? -

La Dalia es la flor nacional de México, está ligada a su historia, cultura y tradición. Es una especie originaria de los bosques templados del sur y centro de México y, es muy apreciada por su belleza ornamental.

Historia de la flor representativa de México

Se remonta hasta los aztecas, quienes la conocían como acocoxóchitl, pero la flor como género fue descrita recién en 1791 por José Cabanilles que le puso el nombre de Dalia en honor a AndreasDahl, uno de los discípulos del botánico sueco Carlos Linneo.

La dalia (conocida también como Dahlia, nombre científico) es una planta herbácea, aunque también existen de porte arbustivo o epífito. Generalmente son perennes, aunque algunas especies de porte herbáceo son caducas. Se caracteriza por tener raíces tuberosas como camote, tallos huecos y hojas pinnadas. Sus principales atractivos son la diversidad de colores y las formas en que crece.

Flor nacional de México caracteristicas

Las flores de la dalia, flor que representa a México, están dispuestas en inflorescencias reunidas en cabezuelas que son de dos tipos: Las flores líguladas (en forma de lengua) ubicadas en el exterior, cuya apariencia es similar a la de un pétalo y vienen en colores blancas, moradas, amarillas o rojas; y las flores de disco o tubulares que se encuentran en colores morado, rojo, anaranjada y amarillo, las cuales están dispuestas sobre una base común llamada receptáculo.Pueden ser de diversos tamaños, hasta un diámetro de 15 cm.

El periodo de floración empieza con el verano y se prolonga hasta fines del otoño, en climas templados; pero cuando las temperaturas son altas, el periodo de floración recién comienza en otoño.

Clasificación

De acuerdo con las características de sus capítulos y el porte de la planta, la flor nacional mexicana se clasifican en:

  • Flor de anémona: sus capítulos se parecen a las flores de la anémona.
  • Flor en bola: posee capítulos muy dobles y firmes, casi esféricos. Sus pétalos son redondos y enrollados cilíndricamente y los tallos erguidos que pueden alcanzar el metro y medio.
  • Flor de cactus encorvada: son flores dobles con las lígulas enrolladas y encorvadas hacia el centro del capítulo.
  • Flor de cactus erguida: flor doble, con las lígulas en posición erguida en el capítulo.
  • Flores de collar: sus capítulos presentan un círculo de lígulas medianas alrededor del disco, más cortas que las lígulas radiales.
  • Flores dobles: se presentan en capítulos dobles, no muy llenos y sin forma definida.
  • Flor de peonía: son grandes flores dobles, de pétalos irregulares y rizados que permiten ver el centro de la flor.
  • Flores pompón: posee capítulos esféricos de pequeños y lígulas cortas o serradas.
  • Flor sencilla: Sus flores son de largos pétalos y diversos colores.

Cultivo

  • Sustrato: Requiere suelos francos, con buen drenaje, y un alto contenido en materia orgánica. El pH debe estar comprendido entre 6 y 8.
  • Riego: Debe ser moderado, al inicio del cultivo, cuidando de mantener el sustrato húmedo en todo momento, pero sin llegar al encharcamiento. Con la aparición de los primeros botones, el riego debe ser más frecuente y regular y, durante el verano deberá ser mayor.
  • Humedad: Debe oscilar entre el 75 y 78 por ciento.
  • Luz: Necesitan buena iluminación, pero debe evitar la exposición directa a la radiación solar.

Propagación

Existen diversas formas de propagar la flor típica de México, a continuación te menciono las tres más conocidas:

  1. Por esquejes: Se debe recoger los tubérculos del año anterior de las plantes madre y guardarlos en un lugar fresco. El cultivo se realiza sobre un sustrato de turba y arena en una proporción 1:1, dejando únicamente el cuello de los mismos al descubierto.
  2. Por semilla: Se realiza en macetas con sustrato vegetal mezclado con arena con una temperatura de entre 15 y 18ºC. Las plantas germinan en 15 días aproximadamente. Primera es una estación ideal para la siembra.
  3. Por tubérculos: Al igual que los esquejes, los tubérculos deben ser del año anterior. Conforme va desarrollándose la dalia van creciendo cierto número de tubérculos subterráneos, los cuales una vez recolectados deberán colocarse sobre un sustrato compuesto de turba y arena y en un lugar cálido hasta que las yemas del tubérculo comiencen a emerger, luego se procede a dividirlos. Cada uno de ellos debe tener al menos de dos a tres yemas vegetativas para así asegurar el agarre. Es la técnica más simple y fácil de cultivo.



Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 31 agosto, 2020

Compartir este artículo en las redes sociales



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *