Aprende a reconocer, eliminar y prevenir las plagas de las plantas ornamentales, flores y jardines


Aprende a reconocer, eliminar y prevenir las plagas de las plantas ornamentales, flores y jardines -


Dicen que para vencer a tu enemigo, primero debes conocerlo. En este caso el enemigo de todo jardinero, aficionado o profesional, son las  plagas y enfermedades que atacan a las plantas. Entonces conozcamos primero a nuestros «enemigos», para combatirlos con éxito.

Plaga de ácaros e insectos

Araña Roja, son ácaros que se instalan en la cara inferior de la hoja. Difíciles de ver a simple vista, solo pueden observarse minúsculos puntos rojos (de ahí su nombre) que al multiplicarse van tejiendo una telaraña grisácea sobre el follaje y termina por hacerlo caer. Ataca a los cítricos, rosales y plantas de interior que no tienen buena humedad.

Pulgones, son insectos de color amarillo, negros o verdes, que se posan en las hojas, brotes tiernos o capullos para alimentarse de la savia de la planta, mientras segregan una melaza que atrae a hormigas y hongos. Aparecen en rosales, hiedras y plantas ornamentales que no tienen buena humedad y exceso de  abono.

Cochinillas, son parásitos de color blanco o marrón que se alimentan de la savia de las plantas y, al igual que los pulgones, segregan una melaza que atrae hormigas y hongos. Los cítricos, laureles y plantas de interior son su hábitat natural.

Mosca Blanca, se puede reconocer fácilmente la presencia de este insecto cuando el follaje se torna amarillo y comienza a caer. Las larvas son muy voraces y depositan sus huevos en cara inferior de la hoja.

Moluscos y hongos

Caracoles y Babosas, son moluscos de climas húmedos que atacan principalmente, las begonias, tulipanes, dalias y plantas de hojas y tallos tiernos.

Roya, es un hongo que anuncia su presencia cuando las hojas presentan pequeñas pústulas de color anaranjado. Afecta a los geranios, rosales, pensamientos y dalias.

Negrilla, es un hongo que aparece producto de las secreciones de los pulgones y cochinilla que atacan a las plantas cubriéndolas con un manto de color oscuro, impidiendo de este modo la fotosíntesis y respiración de la especie.

Prevención de plagas

Es la mejor manera para combatir a tiempo cualquier plaga o enfermedad. Sigue esta regla:

Vigilancia continua: Revisa siempre tus plantas y cámbialas de lugar de tanto en tanto para detectar la presencia de cualquiera de los enemigos conocidos. Si observas a tiempo cualquier problema serás más fácil su solución.

Buena alimentación: Si el suelo es rico en nutrientes, las plantas estarán bien alimentadas y resistirán mejor cualquier enfermedad.

Elige plantas adecuadas: Es decir, que tengan relación con el clima, iluminación y humedad de cada especie en función del lugar donde serán cultivadas. Ten en cuenta que la plantas nativas están mejor adaptadas para resistir las enfermedades y  plagas.

Elimina la maleza: Porque ésta quita luz, agua y nutrientes a las plantas, afectando su desarrollo y porque favorece la aparición de plagas y enfermedades.

Dale mantenimiento: es muy necesario para mantener las plantas sanas y fuertes; por ejemplo, limpiar las hojas con un paño seco, podar hojas y flores, agregar abono una vez al año y regarla periódicamente según los requerimientos de cada especie.

Utiliza repelentes orgánicos: Por ejemplo, las hojas de la papa y el tomate son eficaces para alejar larvas, gusanos o escarabajos, y la cáscara de la naranja hace lo mismo con los pulgones y hormigas.

Tratamientos

Si no seguiste la regla anterior y tus plantas contraen alguna plaga o enfermedad usa estos métodos naturales para sanarlas.

Para pulgones, ácaros y cochinillas

  • Infusión de tomatera: Necesitas mezclar medio kilo de hojas en un litro de agua hirviendo, déjalo reposar por un día. Luego pulveriza la planta durante una semana dos veces al día.
  • Infusión de ajo: Una cabeza de ajo en dos litros de agua hirviendo. Déjalo macerar por 12 horas, para luego aplicarlo dos veces al día durante una semana.
  • Alcohol, es excelente para combatir cochinillas. Solo necesitas un hisopo impregnado con alcohol de 96°, que venden en la farmacia, y lo pasas por cada cochinilla. Lleva tiempo pero es muy efectivo.
  • El jabón potásico combinado con el aceite de Neem es muy efectivo para combatir la araña roja, pulgones, la mosca blanca y otras plagas.

Para hongos y moluscos

  • El bicarbonato es muy bueno para combatir los hongos. Un cucharada en dos litros de agua, mézclalo bien y pulveriza la planta afectada una vez durante cuatro días.
  • Las cenizas son recomendadas contra las babosas y caracoles. Solo tienes que esparcirlas por el suelo alrededor de la planta.

Compartir este artículo en las redes sociales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *