Por qué mi lirio de la paz tiene las hojas caídas y amarillas

Por qué mi lirio de la paz tiene las hojas caídas y amarillas

Al igual que otras plantas ornamentales de interior, los lirios de la paz tienen una serie de requerimientos específicos. Si no se satisfacen esas necesidades, no durarán durante mucho tiempo como plantas decorativas.

La buena noticia es que los lirios de la paz son plantas resistentes, por lo que es posible mejorar las cosas incluso cuando parece que se ha perdido toda esperanza.

Se trata de diagnosticar correctamente los problemas más comunes y tomar medidas antes de que la viabilidad de tu lirio de la paz sobrepase el punto de ruptura. Este artículo examina algunos de esos problemas y ofrece recomendaciones para rectificarlos antes de que sea demasiado tarde.

La caída de las hojas

¿Las flores y las hojas de tu lirio de la paz están caídas como si acabaran de recibir una mala noticia? ¿Qué ocurre?

Los lirios de la paz o planta cuna de Moisés son plantas tropicales que prosperan en condiciones de humedad. Las plantas son más felices cuando están bien ancladas en un suelo húmedo (pero recuerda que debe estar bien drenado).

Una forma sencilla de comprobar si la tierra de tu lirio de la paz está suficientemente húmeda es meter el dedo en la maceta hasta el segundo nudillo. ¿Se siente seca? Si es así, es hora de regar tu lirio de la paz.

Cómo solucionarlo: Riegos más frecuentes

Acostúmbrate a regar tu lirio de la paz al menos una vez a la semana. Es posible que tengas que aumentar la frecuencia de los riegos si vives en una zona con una humedad media baja o haces funcionar el aire acondicionado constantemente.

Siempre que riegues tu planta, sigue echando el agua hasta que empieces a ver que el escurrimiento sale por el fondo del recipiente. Así te aseguras de que la tierra está completamente saturada.

Hojas con manchas o rayas marrones

¿Hay lesiones marrones que atraviesan las hojas de tu lirio de la paz, antes impecables? ¿Por qué ocurre esto?

La decoloración oscura suele ser un síntoma típico de quemadura por demasiada exposición a la luz solar directa. En su hábitat natural, los lirios de la paz se encuentran en el dosel superior de la sombra de los bosques tropicales. En otras palabras, no están acostumbrados a absorber la luz solar intensa y directa.

Cómo solucionarlo: Lleva tu planta a un lugar más sombreado

La razón por la que te encuentras con este problema es que has trasladado recientemente tu lirio de la paz de un lugar sombreado a una zona que recibe plena luz solar. Lo mejor que puedes hacer es llevarlo a la zona de sombra. Los lirios de la paz se encuentran mejor en lugares con sol parcial, como un porche con mosquitera o una estantería en la parte interior de la habitación.

Resiste el impulso de recortar tu planta por ahora. En su lugar, obsérvala de cerca y asegúrate de que sigues regándola regularmente. El lirio de la paz debería mejorar con el tiempo.

Cuando a tu lirio de la paz le hayan brotado algunas hojas nuevas y sanas, es el momento adecuado para recortar el follaje afectado.

Hojas amarillentas

¿Tu lirio de la paz ha pasado de un color verde vibrante a un feo amarillo, dándole un aspecto enfermizo?

Cuando un lirio de la paz empieza a ponerse amarillo, significa una de estas dos cosas: exceso de riego o falta de nutrientes esenciales. La forma más fácil de determinar cuál es sabiendo la edad de tu planta.

Cómo solucionarlo: Debes verificar el drenaje o abona si fuese necesario

Las plantas más jóvenes tienden a amarillear por exceso de riego. Haz una prueba rápida del suelo hundiendo el dedo un par de centímetros. Si la tierra se siente empantanada, lo más probable es que se trate de un mal drenaje del contenedor o sustrato.

Trasplanta tu lirio de la paz en una maceta con un agujero de drenaje más grande (o con varios agujeros). También puedes modificar un recipiente que te guste perforando nuevos agujeros o aumentando el tamaño de la abertura existente. La próxima vez que riegues la planta, quedará menos líquido.

Si tu lirio de la paz es un poco mayor, podría estar sufriendo déficit de nutrientes. Esto ocurre cuando las raíces han agotado los nutrientes disponibles en el suelo circundante.

Puede parecer grave, pero no es nada que no pueda arreglar una rociada de fertilizante foliar. Una regla general es abonar tu lirio de la paz una vez cada seis semanas.

Palabras finales

En cuanto a las plantas de interior, los lirios de la paz son especies de bajo mantenimiento y fáciles de cuidar que exigen muy poco esfuerzo o participación, siempre que estés atento a sus necesidades. Esperamos que ahora tengas una idea más clara de cuáles son y cómo satisfacerlas. Tu recompensa será la aparición de un magnífico tallo de flores blancas como la nieve cuando llegue la primavera.


Video Por qué mi lirio de la paz tiene las hojas caídas y amarillas:


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 4 septiembre, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *