Poda del limonero y otros cítricos


Poda del limonero y otros cítricos -

Poda del limonero y otros cítricos. El limonero, como cualquier otro cítrico: el mandarino, el pomelo o el naranjo; se debe podar lo menos posible porque son árboles de hojas perennes y cuando se podan muy seguido se eliminan muchas partes (hojas y ramas) que contribuyen a su mejor desarrollo. Además, la corteza de los cítricos también se quema fácilmente si se expone al sol demasiado. Una poda correcta puede hacer una diferencia importante en el rendimiento y calidad de la fruta.

Poda del limonero y otros cítricos. El limonero, como cualquier otro cítrico: el mandarino, el pomelo o el naranjo; se debe podar lo menos posible porque son árboles de hojas perennes y cuando se podan muy seguido se eliminan muchas partes (hojas y ramas) que contribuyen a su mejor desarrollo. Además, la corteza de los cítricos también se quema fácilmente si se expone al sol demasiado. Una poda correcta puede hacer una diferencia importante en el rendimiento y calidad de la fruta.

¿Cuál es el momento oportuno para realizar la poda? Primero debes tener en cuenta algunas acciones antes de plantar un cítrico: Si éste tiene la raíz desnuda deberás eliminar su follaje para reducir la evaporación y conseguir así que el sistema radicular se recupere más rápido. Pero si viene en cepellón (cuando la planta tierra adherida a la raíz), simplemente lo plantas.

En segundo lugar, para realizar una correcta poda del limonero debes tener presente el nivel de desarrollo del cítrico.

Poda de inicio

Es importante que el limonero tenga un crecimiento equilibrado entre la parte superior y las raíces. Los árboles jóvenes deben tener 20 cm de tronco recto por encima del injerto antes de la ramificación. Al igual que otros cítricos debe quitarse las ramas pequeñas que salen en los laterales, manteniendo la altura adecuada del suelo.

Al despejar el centro no se deben quitar ramas gruesas. Solo se retiran las ramas que miran hacia adentro, las que están secas. Esta poda se da entre el primer y segundo año.

Poda durante el desarrollo

En esta fase el objetivo es formar un buen árbol, con una estructura sólida capaz de soportar más adelante una producción abundante. Entre las ramas que se han desarrollado en los años anteriores, elije unas tres que estén en buen estado y ubicadas en diferentes partes del tronco (en forma escalonada), separadas unos 10 cm de altura unas de otras.

Estas serán las denominadas ramas principales que evitarán que muchas ramas en un mismo punto del tronco puedan provocar debilitamientos en años posteriores.

Lo recomendable es mantener unas ocho ramas principales como miembros dominantes. Los cortes han de ser limpios (sin rebordes o astillados) y al ras, sin dejar muñones. De esta forma se forman los futuros brotes, manteniendo el centro despejado para evitar que el árbol gaste energías innecesarias. Esta poda se realiza generalmente al tercer año.

Poda de mantenimiento

La poda del limonero en esta fase busca lograr una maduración equilibrada  por todo el árbol dado que la tendencia natural de los cítricos es producir la fruta en la periferia y formar en el interior un follaje muy denso que no deja entrar la luz y el aire. Puede realizarse en cualquier época del año siempre que se trate de árboles sanos y de una poda ligera.

Para ello, debes suprimir las ramas muertas y las que estén en mal estado o mal ubicadas; es decir, aquellas que se cruzan o van hacia el centro del árbol. Recuerda que las ramas tienen que tener cada una su espacio para permitir que el aire y la luz lleguen a cada una de ellas.

Es importante la conservación del espacio, pero si en él nacen dos o tres brotes, se eliminan todos menos uno (el mejor situado) de forma que la rama no disminuye su tamaño y sigue teniendo intacto su final. Los cítricos tienden a desarrollar dos, tres y hasta cuatro brotes en los extremos de las ramitas.

Pero debes evitar la poda en momentos de temperaturas extremas como las grandes heladas o intenso calor. Lo ideal, es después de la recolección y antes de los brotes de primavera y verano. En general, si un árbol tiene un buen desarrollo, la poda ha de ser ligera. Caso contrario, la poda será más minuciosa, los brotes débiles se podan medianamente y los fuertes con mayor intensidad.

Poda de regeneración

Esta poda del limonero se realiza generalmente para tres tipos de situaciones que afectan al cítrico:

  1. Por enfermedad, puede deberse a la aparición de una serie de arácnidos, pulgones o también a la falta de micronutrientes como el zinc que produce atrofia de las ramas y disminuye la floración. En este caso se debe eliminar las ramas enfermas o rotas.
  2. Por edad, si es viejo y sano la poda será severa quitando las ramas principales justo por encima de su primera ramificación. Pero debes evitar que el árbol quede sin nada de copa pues no tendría con qué realizar sus funciones vitales y moriría. Después hay que regarlo y abonarlo copiosamente. Si el árbol no está sano no tiene objeto realizar la poda; lo mejor es arrancarlo y plantar uno nuevo pero en otro lugar. No debes plantar un cítrico en el lugar donde hubo otro hasta pasados al menos 5 años, para evitarle enfermedades.
  3. Por descuido, si es un árbol abandonado pero aún conserva su vigor la poda tiene que ser lo más ligera posible para no suprimir ramas y evitar que surjan chupones. Si presenta un vigor medio, puedes realizar la poda en el lapso de dos o tres temporadas hasta conseguir una copa equilibrada. Sin embargo, si es robusto, la poda será más severa teniendo siempre cuidado de no dejar vacíos grandes en la copa.

Finalmente, durante la poda del limonero debes eliminar las ramas completamente, desde su base sin dejar ningún muñón y con un corte limpio. Con tal fin utiliza únicamente sierras y tijeras de podar debidamente esterilizadas. Puedes usar un rocío o baño de inmersión en un recipiente con una parte de cloro y dos partes de agua limpia. Y si observas riesgo de quemaduras solares que pueden dañar la corteza del árbol por demasiado poda, aplica pintura acrílica blanca a los troncos y extremidades expuestos.

4.0
04

Video sobre Poda del limonero y otros cítricos:



Compartir este artículo en las redes sociales


Referencias y fuentes bibliográficas:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *