Nandina, bambú sagrado, bambú divino Nandina domestica



Nandina domestica - Nandina, bambú sagrado, bambú divino

La Nandina domestica es uno de los arbustos de clima frío más decorativos que se pueden encontrar, es una especie muy apreciada en jardinería tanto por el cambio de color de sus hojas y bayas como por su resistencia a enfermedades.

Nombre común de Nandina domestica:

Nandina, bambú sagrado, bambú divino

Nombre científico de Nandina, bambú sagrado, bambú divino:

Nandina domestica

Familia:

Berberidaceae

Origen:

Asia

Descripción y características:

Es un arbusto perennifolio o semi perennifolio que presenta una altura no mayor a los 2 metros. Flores blancas de 5 mm de diámetro agrupadas en inflorescencias, a los que les siguen frutos rojos globosos y tóxicos en otoño y permanecen hasta primavera. Fruto decorativo. En otoño se cubre de bayas rojas que le duran hasta la primavera.

Cuidados y mantenimiento de Nandina, bambú sagrado, bambú divino (Nandina domestica):

Crece en suelos fértiles, con buen drenaje y es resistente a heladas. Requiere de riegos frecuentes en primavera y escasos en invierno. Se propaga por semilla.

Usos:

Puede usarse para setos y es óptima para cultivo en maceta y jardinera.

Plagas y enfermedades

La nandina es susceptible a las siguientes enfermedades y plagas: Cercospora nandinae, Glomerella cingulata, nematodos (Meloidogyne, Criconemella, Pratylencus, Tylenchorhynchus), cochinilla (Icerya purchasi); Ca-pillovirus y mosaico de la hoja (Potexvirus).

Reproducción:

Se propaga por semillas. Las semillas se recolectan a finales del otoño y para plantar en primavera, estas germinan en unos 60 días. De la base de plantas viejas se pueden tomar esquejes para la propagación en verano.






Compartir este artículo en las redes sociales



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *