Hemerocallis fulva, ficha técnica y cuidados

Hemerocallis fulva

El Hemerocallis fulva (Azucena turca, Lirio de San Juan, Lirio de un día, Flor de la mañana, Azucena anteada y Azucena tabaca) se cultiva desde hace mucho tiempo, y suele durar más que los edificios que lo rodean y sus habitantes. Además de ser una planta longeva y resistente, esta especie híbrida es capaz de adaptarse a diversos entornos.

Llamada a menudo la “planta perenne perfecta” por sus numerosas cualidades: flores vistosas, tolerancia a la sequía, inmunidad al estrés térmico, capacidad de crecer en la mayoría de las zonas de rusticidad y escasos requisitos de cuidado, esta bulbosa es una adición notable y asombrosa al jardín.

Descripción

Esta planta bulbosa perenne está formada por una roseta de hojas basales y tallos florales de unos 3-6′ de altura. Las hojas basales son lineales, con venación paralela y sin pelos, y se estrechan gradualmente hasta llegar a una punta en forma de espada. Tienen tendencia a doblarse hacia abajo y hacia fuera alrededor del centro, y tienen un aspecto algo flojo. Desde el centro de la roseta se desarrollan uno o varios tallos florales robustos que se mantienen erguidos y suelen ser mucho más altos que las hojas.

Las flores son anaranjadas y bastante grande. Se mantienen semierectas u horizontales en sus tallos, en lugar de colgar hacia abajo. Cada flor consta de 6 tépalos de color naranja (3 pétalos y 3 sépalos de aspecto similar) que están unidos en la base, pero que se extienden hacia fuera y hacia atrás en sus puntas. Los 3 tépalos interiores son algo más anchos que los 3 exteriores. Los márgenes de cada tépalo están enrollados.

Desde su centro salen 6 largos estambres y un solo estilo. Los capullos de las flores son de color verde a naranja verdoso, oblongos y de hasta 5 cm de largo. El periodo de floración se produce a mediados del verano y dura aproximadamente un mes. Cada flor dura un solo día, de ahí su nombre común. Las cápsulas de las semillas, si se producen, tienen 3 células y contienen filas de semillas negras. Sin embargo, estas semillas son infértiles porque el Lirio de Día Naranja es un híbrido estéril. Tiene raíces carnosas y fibrosas y rizomas. Esta planta suele formar matas vegetativas que excluyen a otras especies.

Cultivo

  • Es una opción ideal para los bordes de los arbustos o los parterres de plantas perennes, como cubiertas del suelo en laderas o en contenedores cerca del patio.
  • Este lirio de día, que crece a pleno sol o a medio sol en suelos medios, húmedos y bien drenados, está relativamente libre de plagas. Aunque se desenvuelve bien en una amplia gama de suelos, es preferible la marga fértil. Tolera el calor y la humedad del verano, pero es necesario regarla a fondo para que su follaje siga siendo atractivo.
  • Los lirios de día atraen a las mariposas y los colibríes.
  • El mejor momento para plantar los lirios de día es a principios del otoño o de la primavera.
  • Después de la floración, retira las flores gastadas y las vainas de las semillas para mejorar el aspecto y fomentar la floración. Cuando se acaben todas las flores de un bohordo, córtalo cerca del nivel del suelo. Elimina el follaje muerto de los lirios de día a medida que van muriendo en otoño.

Cuidados de Hemerocallis fulva

El Hemerocallis fulva florece mejor cuando se planta a pleno sol (6 horas al día), en un suelo húmedo pero bien drenado. En climas cálidos, los cultivares de color oscuro deben recibir algo de sombra por la tarde para ayudarles a conservar el color de sus flores. Si se plantan en el lugar adecuado, los lirios de día florecerán durante años con pocos cuidados. No requieren más fertilización que una adición anual de abono.

Si compras Hemerocallis fulva por correo, plántalos a los pocos días de recibirlos. En el Sur, plántalos en primavera o en otoño, cuando las temperaturas aún son frescas. En el Norte, los lirios de día deben plantarse en primavera para que tengan tiempo de establecerse antes del invierno. Sin embargo, los lirios de día son plantas tan resistentes que, en el Norte, la mayoría pueden plantarse en cualquier momento desde la primavera hasta el otoño.

Debes emjorar el suelo con abono antes de plantar. Separa las plantas de 12 a 18 pulgadas y plántalas de modo que la copa esté a una pulgada por debajo de la superficie del suelo. Riega bien y cubre el suelo con corteza o paja para conservar la humedad y evitar que crezcan las malas hierbas. Aunque son resistentes una vez establecidos, los trasplantes jóvenes deben mantenerse libres de malas hierbas y bien regados el primer año.

Hemerocallis fulva tienen pocas plagas. Sin embargo, una nueva enfermedad de los lirios de día -un tipo de roya- se ha extendido por todo el condado, atacando a muchas plantas. Para controlar esta enfermedad, mantén la zona alrededor de los lirios de día abierta y aireada, elimina el follaje enfermo y riega las plantas cuando no llueva lo suficiente.

Cuidados en invierno

En las zonas del norte, los lirios de día recién plantados pueden cubrirse con mantillo a finales del otoño. Esto es importante para las plantas jóvenes que, de lo contrario, podrían salirse del suelo el primer invierno. El follaje muerto puede eliminarse en primavera, a menos que esté enfermo. En ese caso, es mejor eliminarlo en otoño.

División de bulbos

Una de las pocas tareas rutinarias de mantenimiento necesarias cuando se cultivan Hemerocallis fulva es dividirlos. Dependiendo de su crecimiento, tu macizo de lirios de día suele abarrotarse después de cuatro o cinco años y la floración disminuirá. En la mayoría de las zonas, el final del verano es el mejor momento para dividirlos. En el norte, el comienzo de la primavera es una opción alternativa, sobre todo si el tiempo suele volverse frío rápidamente en otoño.

Desentierra macizos individuales y ponlos en una lona. Utiliza un cuchillo afilado o una pala para separar las plantas jóvenes y sanas (abanicos) con sistemas de raíces fuertes. Recorta el follaje y vuelve a plantarlas inmediatamente en tierra enriquecida con compost o plántalas en recipientes para mantenerlas. Tendrás muchas plantas extra de cada mata para regalar a amigos y vecinos. Desecha las plantas pequeñas o que tengan mal aspecto.


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 5 septiembre, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *