El inmortal Ginkgo Biloba


El inmortal Ginkgo Biloba -


El título de este artículo parece el nombre de una película de ciencia ficción, y aunque no lo es, la vida de este árbol sí es de película. Su origen ha sido rastreado hasta el Jurásico. Con el paso del tiempo el Ginkgo biloba fue desapareciendo, pero algunos lograron sobrevivir en pequeños espacios naturales de China y Japón.

Es un árbol que posee un ADN más largo que el del ser humano (tres veces más) y tiene más de 40 mil genes para protegerse de las amenazas externas. Y son precisamente estas propiedades las que lo han convertido en inmortal. El Ginkgo biloba fue la única especie viva que resistió la devastación de la primera bomba atómica arrojada, el 6 de marzo de 1945, sobre la ciudad japonesa de Hiroshima.

Cuando los estragos de la explosión atómica se llevó la vida de más de 350 mil japoneses, aproximadamente a un kilómetro del epicentro, un Ginkgo biloba prácticamente destruido y quemado empezó nuevamente a brotar, convirtiéndose a partir de ese momento en un árbol sagrado para la cultura japonesa.

Pero, además, su gran capacidad de resistencia le ha permitido sobrevivir a los periodos de glaciación y ha sido capaz de defenderse de una amplia gama de enemigos: insectos, bacterias y hongos por miles de años. Los especialistas han logrado localizar especies vivas que datan de unos 2500 años.

Mirándolo más de cerca

Por ser único en el mundo el ginkgo biloba ha sido difícil clasificarlo. Finalmente, a fines del siglo XIX, el botánico alemán Adolf Engler lo ubicó en la familia Ginkgoaceae, conformada por una sola orden Ginkgoales.

Es un árbol que puede alcanzar los 35 metros de altura, su copa es estrecha, de tipo piramidal y formada por uno o varios troncos. Sus ramas, generalmente rectas y empinadas, son gruesas y rígidas en las especies jóvenes. La corteza es de color pardo grisácea o pardo oscuro, con surcos y hendiduras muy marcadas.

El nombre con que es conocido en actualidad ginkgo biloba (árbol de los cuarenta escudos) es tomado del idioma japonés desde que la especie fue introducida en este país en el siglo XVII, pero su nombre original es chino cuya traducción equivale a “fruta blanca”.

Ayuda medicinal

Las mismas propiedades que han convertido al ginkgo biloba en inmortal son las que han brindado una enorme ayuda a la medicina. Desde hace milenios sus hojas son usadas en china para combatir los problemas de circulación, el envejecimiento celular, las enfermedades cardiovasculares y promover el buen funcionamiento de los órganos. El ginkgo está especialmente indicado para mejorar el riego sanguíneo del cerebro, ayuda a prevenir enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson. También posee efectos sedantes para favorecer el sueño, disminuir el estrés y los estados de ansiedad.

Otro de sus beneficios es la lucha contra la depresión o el mal humor. Es una hierba medicinal que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre y mejora la función de los órganos más importantes.

Compartir este artículo en las redes sociales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *