Guía básica para el cuidado de la Echeveria

Echeveria

La Echeveria es un género de unas 150 especies de plantas suculentas de la familia Crassulaceae originaria de las regiones semidesérticas de México, América Central y América del Sur. Las Echeverias se han hibridado durante mucho tiempo, por lo que hay cientos de cultivares e híbridos que ofrecen una amplia variedad de colores, tamaños y formas de hoja, además de la especie original. Estas suculentas suelen producir flores hermosas.

Las Echeverias están entre las plantas suculentas más populares de la actualidad, gracias a sus bonitas hojas en forma de roseta que sirven para almacenar agua. Algunas plantas pueden crecer hasta el tamaño de un plato de comida, y sus tonos nacarados las convierten en impresionantes puntos focales para arreglos en maceta, jardines de rocas, favores, decoración y mucho más. Las Echeverias son policárpicas, lo que significa que pueden producir flores varias veces. A menudo se producen numerosos retoños. El nombre del género Echeveria hace honor al botánico mexicano del siglo XVIII Atanasio Echeverría y Godoy.

Cultivo de la Echeveria

Luz

Las Echeverias aman el pleno sol o la sombra parcial. Sin embargo, trata de evitar los cambios drásticos de luz solar y el sol pleno de la tarde, especialmente en verano. Si trasladas tus plantas al exterior en primavera, hazlo gradualmente. El sol intenso de la tarde puede provocar quemaduras. Durante el invierno, cuando tus plantas estén dentro, ponlas cerca de la ventana más luminosa de tu casa. Se estirarán (etiolación) si no reciben suficiente luz solar.

Suelo

Estas suculentas son plantas perfectas para maceta, pero también se desarrollan en el suelo. Las Echeverias necesitan una mezcla de tierra para macetas que drene rápidamente. Muchos cultivadores crean su propia mezcla. Sin embargo, las mezclas comerciales para macetas de suculentas funcionan bien.

Temperatura

Las echeverias son suculentas sensibles a las heladas. Muchas toleran varios grados bajo cero, pero no las cultives en el suelo si están sometidas a condiciones duras. Puedes mantener las Echeverias sanas durante el invierno trasladándolas al interior. Una vez que haya pasado la amenaza de las heladas, vuelve a sacar las plantas al exterior en primavera. La mayoría de las Echeverias son resistentes al frío.

Maceta

El tamaño ideal de una maceta para la mayoría de las suculentas es entre un 5 y un 10 % mayor que el tamaño de la planta en la superficie. Por ejemplo, una Echeveria de unos 10 cm de diámetro cabría en una maceta de unos 11 cm de diámetro, o sea, un poco más grande que la roseta.

Cuidados de la Echeveria

Riego

Cuándo y cómo regar es una parte importante del cuidado de la Echeveria. A estas plantas No les gusta que las mantengan demasiado húmedas, pero tampoco demasiado secas. Las hojas arrugadas indican que la planta necesita más agua. Proporciona cantidades moderadas de agua desde la primavera hasta el otoño. El método de “remojar y secar” es el programa preferido para regar las Echeverias. Siempre debes dejar que la tierra se seque antes de volver a regar. Si tienes platillos debajo de las macetas, asegúrate de vaciar el agua al cabo de poco tiempo. Durante los meses de invierno, riega lo mínimo para que las plantas no se marchiten.

Abono

Las Echeverias crecen bien sin fertilizante, pero pueden beneficiarse de los nutrientes adicionales. Utiliza un abono de liberación lenta en primavera o un abono líquido diluido de 2 a 4 veces más de lo habitual y utilizado con menos frecuencia de la recomendada.

Trasplante

Trasplanta tus plantas sólo cuando sea necesario durante la primavera o principios del verano, cuando estén creciendo activamente. Para trasplantar una Echeveria, asegúrate de que la tierra está seca antes de trasplantarla. Saca la planta de su maceta actual y retira la tierra vieja de las raíces. Coloca la planta en una maceta nueva con tierra nueva. Espera al menos una semana después del trasplante para poder regar la Echeveria, con esto reduces el riesgo de que se pudran las raíces.

Poda

La Echeveria nunca se poda. Lo único que tienes que hacer es arrancar las hojas o flores muertas o secas. Recoger las hojas muertas evita que la podredumbre o las enfermedades se apoderen de la planta.

Cómo reproducir la Echeveria

Las Echeverias son una de las suculentas más fáciles de propagar. Suelen propagarse a partir de esquejes u hojas, pero también pueden cultivarse a partir de esquejes de tallo y semillas. El mejor momento para separar los esquejes y tomarlos es en primavera.

Esquejes

Estas suculentas suelen auto propagarse a través de vástagos encajados en la roseta madre. Son fáciles de separar y cultivar. Sólo tienes que arrancar la pequeña roseta y volver a plantarla en la tierra de la maceta.

Hojas

La mayoría de las Echeverias pueden cultivarse fácilmente a partir de esquejes de hojas. Para propagar un esqueje de hoja, separa suavemente la hoja del tallo. Deja que la hoja se calme durante unos días antes de colocarla en una tierra que drene bien. Coge siempre al menos dos hojas, porque no de cada hoja que intentes propagar saldrá una nueva planta.

Esquejes de tallo

Otra forma fácil de propagar las Echeverias es tomar esquejes. Pero éste no es un método habitual para las plantas con rosetas que crecen a poca altura del suelo.

Semillas

Al cultivar Echeverias a partir de semillas, uno de los aspectos más importantes es la calidad de las semillas. Cuantas más frescas sean las semillas, más probabilidades tendrán de germinar. El mejor momento para sembrar las semillas es en primavera o verano. Suelen empezar a germinar al cabo de 2 o 3 semanas. Las plántulas pueden tardar de 18 meses a 3 años en madurar.

Plagas y enfermedades de la Echeveria

El principal problema de las Echeverias es el exceso de riego. Las cochinillas también pueden ser un problema. Elimina las hojas muertas porque pueden atraer a otras plagas o causar enfermedades producidas por hongos.

Toxicidad de las Echeverias

Las Echeverias son seguras para las mascotas y los humanos, pero no es aconsejable comerlas.


Video Guía básica para el cuidado de la Echeveria:


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 8 agosto, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *