Cuidados del cóleo o cretona



Cuidados del cóleo o cretona -

Cuidados del cóleo o cretona. El cóleo o cretona es una planta ideal para todo el que quiera empezar el arte del cultivo de las plantas ya que requiere muy pocos cuidados.

Cuidados del cóleo o cretona. El cóleo o cretona es una planta económica, ideal para todo el que quiera empezar el arte del cultivo de las plantas, el coleo es muy agradecido. Requiere pocos cuidados, se propaga con rapidez, y la combinación de una gran gama de colores y contrastes en sus hojas aterciopeladas la convierte en una planta muy decorativa en cualquier rincón de la casa con la condición que tenga la iluminación necesaria que necesita.

En este artículo vamos a describir esta planta, desde sus características principales hasta los cuidados que necesita para que podamos aprovechar de ella al máximo. ¿Quieres saber cuáles son los cuidados del cóleo o cretona? Sigue leyendo:

Descripción del cóleo

Es posible que hayas visto alguna vez a esta planta decorando algunas casas. Es normal, pues su belleza merece la pena para dar un toque de alegría y vistosidad a las habitaciones más visitadas de un hogar.

El coleo es una planta semi arbustiva y puede llegar a crecer hasta un metro de altura. Se comienza a plantar en maceta y, si no se traslada, no crecerá más de 50 cm, puesto que el espacio para el crecimiento de las raíces se ve limitado por la maceta. Su origen proviene del sudeste asiático, lo que la convierte en una planta de clima tropical. Por ello, no soporta las bajas temperaturas y es muy sensible al frío del invierno. Hay que asegurarse de protegerla bien en invierno si queremos que se mantenga saludable.

Si por el contrario, nuestro clima es cálido, no habrá problemas en mantenerla en el exterior en huertos o jardines. La cretona tiene unos vivos colores que pueden ser amarillas, púrpuras, marrones, verdes o escarlata. Sus hojas están ordenadas por partes, una frente a la otra y forman un conjunto bastante llamativo.

Para conseguir estos colores tan vivos, se ha tenido que experimentar durante mucho tiempo distintas hibridaciones con otros ejemplares. Es una planta bastante fácil de reproducir, tanto por semilla como por esqueje. Por ello, es el coste de una cretona es bastante asequible. También sirve para utilizarse como planta de temporada en exteriores.

Requisitos necesarios

Lo primero a tener en cuenta es la cantidad de luz que recibe la planta. Debemos ubicar el cóleo en un lugar bien iluminado, pero sin que los rayos del sol le dé directamente al mediodía. A estas horas el sol es muy dañino y podría dañar el tejido de las hojas, haciendo perder su colorido. Se puede cultivar tanto en semisombra como en interiores. Solo hay que garantizarle una buena iluminación.

Un indicio de que a nuestro cóleo le está dando demasiado el sol es el amarilleamiento de las hojas.

Otro aspecto a tener en cuenta es la temperatura ambiental. La temperatura a la que necesita estar la cretona es por encima de 13 °C todo el tiempo. Tiene una gran tolerancia al calor, por lo que, aunque estemos a 40 °C, no tendrá problemas. Sin embargo, si durante el invierno las temperaturas son más bajas de 13 °C, la planta podría llegar a morir.

En cuanto al sustrato no es exigente. Con utilizar un sustrato fértil y ácido será más que suficiente. Un aspecto a tener en cuenta es el drenado. El suelo o maceta donde se planta tiene que tener un buen drenaje para evitar el que el agua se acumule y pudra las raíces.

Cuidados del cóleo o cretona

Para mantener nuestra cretona saludable, debemos darle algunos cuidados básicos. Empezando por el riego, se necesita regar entre dos y tres veces por semana durante los meses más calurosos del verano. Cuando llega el invierno y las temperaturas son más bajas, sólo se debe regar una vez por semana como máximo.

Hay que mantener el sustrato húmedo en todo momento. Si vemos que el sustrato está ligeramente seco, es mejor regar cuanto antes. Si durante el riego hay un exceso de agua (por ejemplo en el platillo de la maceta) debemos eliminarlo, puesto que el cóleo no es resistente al encharcamiento. El indicador que nos hace ver que el riego no es bueno es que sus hojas se vuelven lacias y se empiezan a caer.

Es mejor no pulverizar o mojar sus hojas de las cretonas. Simplemente se puede aumentar la humedad ambiental colocando la maceta sobre un platillo con agua y guijarros, procurando que la maceta no esté en contacto directo con el agua del platillo.

Esta planta no es muy exigente en cuanto al abonado o fertilización, pero sí necesita de abono cada 10 o 15 días durante la primavera y el verano. Para ello utilizaremos un fertilizante líquido diluido en el agua de riego.

Reproducción y poda

El cóleo o cretona es una planta bastante fácil de reproducir. Se puede reproducir por semillas a una temperatura constante de entre 20 y 22 °C y también por esquejes. La manera más sencilla de reproducir la cretona es mediante esquejes. Se necesita que sean de 15 cm de longitud y se pueden poner a enraizar en agua. Al cabo de unos días habrán enraizado y podrás pasarlo a una maceta.

El cóleo necesita de algunas tareas de mantenimiento como por ejemplo la poda. Es aconsejable realizar un despunte frecuente para favorecer la producción de nuevas ramas y mantener su característica forma compacta. Hay que eliminar las hojas secas o en mal estado para que nuestra planta se mantenga saludable. Si vemos que la planta está muy alargada, se puede realizar una poda más severa y dejar solamente los tallos principales con algunos brotes.

En cuanto a las  plagas que atacan a la cretona se presentan las siguientes: cochinilla, mosca blanca, caracoles y babosas. Mientras tengan luz en su justa medida y no tengan exceso de humedad, la probabilidad de ser atacadas por estas plagas es mínima.




Video sobre Cuidados del cóleo o cretona:



Compartir este artículo en las redes sociales



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *