Cómo cuidar las azaleas para que florezcan


Cómo cuidar las azaleas para que florezcan -

Cómo cuidar las azaleas para que florezcan. La azalea es una de las plantas más utilizadas en jardinería por sus bellas flores. pero también es una de las especies más exigentes en cuanto a cuidados.

Cómo cuidar las azaleas para que florezcan. Si debemos señalar una planta infaltable en toda jardinería tenemos necesariamente que nombrar a la azalea, que por su belleza y facilidad de cultivo se han ganado con justicia esa preferencia. Sin embargo, a veces, suelen presentarse algunos factores que impiden o retrasan su florecimiento. Esta carencia no permite admirar sus flores de color llamativo, que son las que embellecen la planta.

Consejos básicos para cuidar las azaleas

Algunos datos interesantes sobre cómo cuidar las azaleas:

  • Ubicación: Las azaleas son plantas tanto de interior como de exterior. No soportan vivir en climas calurosos y secos, por lo que debes suplir las deficiencias del clima si decides plantarla en un jardín exterior o mantenerla en una habitación cerrada sin ventilación.
  • Temperatura: Las azaleas debe sufrir cambios bruscos de temperatura. Necesitan ambientes templados y bien ventilados. En exterior hay que protegerlas de temperaturas muy bajas y en interior de la falta de humedad.
  • Luminosidad: Estas plantas requieren mucha luz. Pero no debes exponerla directamente al sol o sus hojas se marchitarán. Lo mejor es mantenerla en zonas de semisombra.
  • Riego: Uno de los motivos de la falta de floración está en el  riego excesivo. De ser este el caso entonces debes ubicar la planta en un lugar menos húmedo para dejarla secar. Después debes regarla en forma más espaciada y con menor cantidad de agua. Evita que la planta pueda secarse, pero si llega a suceder colócala en un recipiente con agua tibia y espera a que aparezcan las burbujas, una señal de que el cepellón bien humedecido.
  • Tipo de suelo y abono. Para desarrollarse vigorosamente las azaleas requieren terrenos abundantes en materia orgánica, con un pH que oscile entre 4,5 y 5,5 y buen drenaje. Durante el periodo de floración lo recomendable es abonarla cada 15 días, y si el suelo es ácido utiliza un abono líquido. Pero no debes abonarla durante el verano o después de trasplantarla. La azalea también crece en macetas a condición de que el sustrato sea el adecuado.

Cuando florecen las azaleas

Las azaleas, y los híbridos del género Rhododendron que se han ido creando, florecen en diferentes épocas del año, siempre que se puedan regar con relativa frecuencia. Pero si quieres que el florecimiento sea en verano entonces deberás sembrarla en otoño. En esta época del año las temperaturas son más frías y las plantas permanecen inactivas.

A medida que el crecimiento superior disminuye, hay menos demanda en las raíces de agua y nutrientes. Sin embargo, las raíces continúan creciendo y estableciéndose a lo largo de los meses de otoño e invierno, incluso cuando la parte superior está inactiva. Y así cuando llegue la primavera, las raíces desarrolladas están listas para dar paso al florecimiento.

Abono casero para azaleas

La azalea requiere de abono fisiológicamente ácido como  la urea y los sulfatos. El café usado es un buen abono casero, tiene bajos niveles de nitrógeno, magnesio, potasio y sales que son un excelente fertilizante para las plantas que necesitan un sustrato ácido como las azaleas por que libera estos nutrientes de manera gradual.

Porqué se caen las flores de la azalea

Existe más de una razón para que ello ocurra. Por ejemplo, puede ser la arcilla presente en el suelo. En este caso, debes trasplantarla a otro lugar adecuado. Hay que cuidar las azaleas de los cambios bruscos de temperatura también es otra causa o también puede ser una indicación de que la planta está cambiando las hojas.

Poda de las azaleas

El mejor momento para iniciar la poda de la azalea es al inicio de la primavera pues entonces dejamos atrás el clima frío y es el momento de recuperar la planta. La poda se realiza cortando los tallos y ramas muertas o enfermas con una tijera podadora. Procura realizar los cortes en el lugar preciso donde las partes dañadas se conectan con la madera que está en buen estado. Realiza cortes pequeños para así evitar dejar grandes heridas y entonces dar lugar a la proliferación de plagas y enfermedades. Para cuidar las azaleas se recomienda limpiar la tijera con una solución a base de cloro  diluido entre corte y corte para así evitar que las enfermedades de las ramas enfermas dañen al resto de la planta.

Tipos de azaleas

Azalea rosa (Kurume)

Originaria de la región que lleva su nombre en Japón. Es un arbusto de lento crecimiento idóneo para cultivo en maceta además del habitual cultivo en suelo.

Azalea rosa (Kurume)

Azalea rosa (Kurume)

Azalea japónica cristina (Cristina Girard)

Es una variedad de hoja perenne, también de origen japonés. Su flor es doble y de color rosa intenso. Se adapta mejor que otras variedades a la exposición al sol.

Azalea japónica cristina (Cristina Girard)

Azalea japónica cristina (Cristina Girard)

Azalea carmesí (Rhododendron Girard’s Crimson)

Tiene un follaje de color verde intenso y sus flores son de fuerte color carmesí. Las hojas adquieren un tono rojizo en otoño. Tolera muy bien la exposición al sol.

Azalea carmesí (Rhododendron Girard’s Crimson)

Azalea carmesí (Rhododendron Girard’s Crimson)

Azalea rosebud

Es de un tono rosa pálido. Requiere un suelo ácido, el suelo alcalino le provoca clorosis en sus hojas, que se tornan amarillas en otoño. El arbusto puede superar los dos metros y tiene una vida de hasta 40 años.

Azalea rosebud

Azalea rosebud

Azalea Karen

Presenta flores de tono lavanda con un toque rosado, su follaje es compacto y denso. Es bastante resistente y alcanza los 120 cm de altura.

Azalea Karen

Azalea Karen

Azalea Golden Lights

Es uno de los híbridos Northern Lights desarrollados por la Universidad de Minnesota. Las flores son de un tono amarillo anaranjado, muy resistente al frío, pero un exceso de exposición solar afectará el color de las hojas y las flores.

Azalea Golden Lights

Azalea Golden Lights

Azalea blanca

Es de hojas perennes y floración blanca. Presenta un crecimiento lento pues alcanza su altura máxima a los siete años, la cual puede alcanzar los 70 cm como máximo.

Azalea blanca

Azalea blanca

Azalea Bloom-A-Thon

Es un híbrido de diversos colores. Florece en primavera y en verano. Necesita de sombra parcial o completa y es muy resistente a las enfermedades.

Azalea Bloom-A-Thon

Azalea Bloom-A-Thon

Azalea Girard’s Hot Shot

Posee unas impresionantes flores de color carmesí. Es de hoja caduca, en otoño el follaje se torna de un precioso tono anaranjado.

Azalea Girard’s Hot Shot

Azalea Girard’s Hot Shot

Reproducción de las azaleas

Las azaleas se reproducen principalmente por esqueje sería, esto se haría cortando una rama un brote, y metiendo el esqueje en unas condiciones de un sustrato lo más ligero posible y esperando hasta que salgan las raíces para obtener una nueva planta. La propagación de azaleas por esquejes no es fácil, pero puedes ayudar al enraizamiento utilizando hormonas de enraizamiento. Estas hormonas ayuda a que la planta genere las raíces que necesita.

También se pueden reproducir las azaleas mediante la técnica del acodo que consiste en coger una rama de azalea que este cerca del suelo y acercarla a la tierra, asegurándonos que este en contacto permanente con la tierra. Para asegurar que está en contacto, se puede colocar una piedra o un peso que mantenga la rama siempre tocando la tierra. Trascurridos unos meses, si levantamos la piedra habremos observado, cómo, de esas ramitas que han estado en contacto con la tierra, han empezado a salir raíces. Cortamos la rama y entonces ya tenemos esquejes, en este caso ya enraizados, para trasplantarlos con el sustrato adecuado, ácido, por supuesto, para las azaleas.

 






Compartir este artículo en las redes sociales



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *