Consejos para cuidar rosas en invierno

Consejos para cuidar rosas en invierno

Cuidar las rosas durante el invierno no es tan complicado si se sabe cómo hacerlo. Para ello, es necesario escuchar los consejos de los expertos y dedicar todos los cuidados necesarios. En caso de dudas, es bueno contactar con un especialista en la materia.

Hay que evitar que el frío del invierno y el viento les haga perder su lozanía y belleza. En este artículo te damos algunos consejos para cuidar las rosas en invierno por si tienes dudas.

Cómo cuidar las rosas en invierno

1. Protege las rosas de las enfermedades. Las rosas se deben proteger ante enfermedades, sobre todo si se infectaron anteriormente de hongos, recomendándose la pulverización de un buen producto para ello. Hay que mirar bien si hay síntomas de plagas comunes en las rosas para evitar que la cosa vaya a mayores, y no esperar para aplicar cualquier tratamiento que corresponda.

2. Riega con cuidado. Se han de regar con mucho cuidado, de forma lenta, mejor si se hace bien dos veces a la semana que hacerlo más sin dedicarle el tiempo necesario. No se riegan ni con mucho calor, ni con sol, ni al anochecer. Al principio del invierno, se ha de hacer un riego abundante.

3. Poda las rosas. Se deben podar las rosas para que crezcan sanas y adaptar la forma deseada en base a lo que se busca. Es muy importante retirar las hojas muertas o los tallos dañados o débiles, protegiendo así la planta de las enfermedades. El mejor momento para la poda es de forma tardía en tiempos templados, antes de que los capullos broten.

La poda de las rosas se suele hacer a finales de verano y en invierno (a finales). La poda del invierno está pensada para dar una mayor vitalidad en la próxima floración. Se han de cortar las flores secas, y si aún hay flores se debe cortar por debajo del segundo par de hojas después de la flor, haciendo cortes de más de una yema con ángulo de 45 grados. Flores muertas, marchitas o viejas deben desaparecer. Sólo debe quedar el tejido vivo en la planta.

4. Abónalas. Las rosas se abonan en primavera, y una vez al mes alrededor de rosal. En invierno, se puede hacer un buen abonado orgánico de fondo con compost, humus de lombriz, estiércol y otros elementos.

5. Echa tierra alrededor de la base. Para proteger las raíces del frío de las fechas invernales, es bueno poner tierra alrededor de la base, e incluso se puede envolver el arbusto en arpillera para proteger de las tormentas del viento.

Como se puede apreciar, cuidar las rosas no es muy complicado, pero hay que saber qué hacer y cuándo, y se ha de prestar especial atención en invierno, el momento más delicado para mantener la salud de las flores por el frío y las heladas.

¿Tienes rosas naturales en tu balcón, en tu casa o en tu jardín? ¿No sabes aún cómo cuidar las rosas en invierno? ¡Escríbenos un comentario!


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 13 octubre, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *