Cómo cuidar y cultivar el Adromischus

Adromischus cuidados

Adromischus es un género de al menos 28 especies de pequeñas suculentas agrupadas de Sudáfrica. Antes de la revisión del género por Tölken, se reconocía un número mayor de especies. Muchos de estos nombres antiguos son actualmente sinónimos de una serie de formas combinadas en un número menor de especies algo variables. El Adromischus marianae es especialmente variable en toda su área de distribución, reflejando en una sola especie varias plantas con apariencias marcadamente diferentes. Se conocen algunos híbridos naturales.

Las hermosas marcas y las hojas coloridas de muchas especies atraen a los coleccionistas, pero se necesita luz de alta intensidad para que los diferentes colores muestren completamente su brillo. A la sombra, la mayoría de las especies muestran un color verde similar. A medida que las plantas envejecen, algunas plantas se harán más grandes y las hojas caerán más a lo largo de sus tallos engrosados.

Las flores suelen ser pequeñas, con un tubo de color blanco verdoso y corola rosada o roja. Producen suficiente néctar para iniciar una infección por levaduras, especialmente en la última parte de la temporada de crecimiento. Debido a que las flores no son hermosas, muchos cultivadores cortan los tallos de las flores en desarrollo para evitar el moho gris. Por tanto, la única especie que merece la pena cultivar sus flores es Adromischus phillipsiae.

Condiciones de cultivo y cuidados generales

Los Adromischus son fáciles de cultivar en cualquier mezcla de suelo con buen drenaje. Su hábito compacto permite mantener una colección en un espacio reducido, y crecen bien en cualquier repisa de ventana soleada o en el estante superior del invernadero. Riega principalmente desde la primavera hasta el otoño y deja que se sequen entre riegos. Los Adromischus toleran el frío y las heladas durante el invierno si se mantienen secos. También es conveniente mantener el agua fuera del follaje durante el invierno. Las cochinillas y los gorgojos de la vid pueden disuadirse con un insecticida sistémico. Estas suculentas son resistentes a las heladas hasta los -7 °C.

Propagación del cultivar

Muchas especies pueden propagarse a partir de una sola hoja, y las hojas deben colocarse en el costado de la maceta para que el extremo del tallo pueda tocar directamente el compost. Algunas especies arrojan sus hojas fácilmente y, aunque cada hoja formará una nueva planta, el cultivo de especímenes grandes puede ser un desafío. En otros casos, se debe usar un cuchillo afilado para separar cuidadosamente las hojas utilizadas para la reproducción. Adromischus phillipsiae se reproduce más fácilmente a partir de esquejes de tallo que de hojas sueltas.


Video Cómo cuidar y cultivar el Adromischus:


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 16 septiembre, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *