Cactus Gymnocalycium, cuidados y características

Cactus Gymnocalycium, cuidados y características

Es imposible confundir un Gymnocalycium  o cactus chin como también se le conoce; siempre los podrás reconocer por sus brillantes colores rosa, amarillo o naranja. Estos cactus suelen tener formas globulares de aspecto redondo, con espinas, y suelen injertarse sobre otro cactus de color verde. El pequeño cactus lunar (otro de sus nombre comunes) es una planta curiosa porque en realidad son dos plantas en una y producto del diseño humano.

Para que la parte brillante de la planta sobreviva, tuvo que ser injertada en la segunda planta que está debajo. Mucha gente no se da cuenta, cuando ve estos pequeños cactus fácilmente reconocibles en sus viveros locales, de que en realidad son dos plantas distintas.

La parte hermosa, brillante y colorida del cactus lunar no produce naturalmente clorofila, y la falta de clorofila permite que se muestren los colores brillantes y vibrantes. Por eso, para que siga viviendo, es necesario el injerto humano en otra planta o portainjerto, y entonces es capaz de obtener la cantidad adecuada de nutrientes y clorofila que necesita de la segunda planta sobre la cual se sostiene.

El cuidado de estas pequeñas cactáceas únicas no es muy difícil. Son plantas de muy bajo mantenimiento y el cuidado de varias plantas de Gymnocalycium al mismo tiempo no es mucho más difícil que el cuidado de una sola. Pueden añadir color y vida a su cierre de ventana o a la zona del porche y, al ser de tan bajo mantenimiento, son una excelente opción para aquellos que son nuevos en la horticultura.

Descripción

  • El género Gymnocalycium está conformado aproximadamente por una unas 70 especies de cactus. Varias especies de este género son cultivadas como plantas de interior, como G. Baldianum, G. Mihanovichii, G. Eurypleurum y G. Bruchii.
  • Las especies de cactus chin presentan una gran diversidad de aspecto, con diversas formas, dimensiones y colores.
  • Son cactus enanos que pueden alcanzar 16 cm de altura y 30 cm de diámetro. Sin embargo, la mayoría de las especies crecen entre 4 y 15 cm de altura.
  • A diferencia de otros cactus, su tallo y sus flores no tienen espinas ni lana. Las espinas blancas sólo se encuentran en la planta principal y se aplanan y abrazan a la planta acanalada.
  • Los cactus Chin se han ganado su reputación como plantas de interior debido a su fácil floración. Por lo general, sus flores son bastante grandes para el tamaño de estos pequeños cactus y vienen en colores muy brillantes en tonos rosa, rojo, blanco o salmón.
  • Aunque son plantas bastante resistentes, estos cactus pueden ser atacados por cochinillas o ácaros. El hongo blanco también puede ser un problema para ellos. Gracias a sus pequeñas dimensiones, los cactus Chin pueden ser un gran compañero de las suculentas y otras especies de cactus. Son perfectos para el cultivo en maceta en interiores.

Agua y humedad

Los requerimientos de agua de los Gymnocalycium son mínimos. No son el tipo de planta que hay que regar a menudo. Además, estas plantas se desarrollan mucho mejor cuando no están sometidas a un exceso de lluvia.

Si vives en una zona en la que llueve con frecuencia, los Gymnocalycium se desarrollarán mucho mejor si están situados bajo un techo, si los tienes en el exterior. Por lo general, puedes saber si tus plantas necesitan riego palpando la tierra. Si la tierra está seca y polvorienta, tu cactus luna probablemente se beneficiará de un riego suave. Recuerda que nunca hay que regar en exceso hasta el punto de que la maceta esté anegada y empapada y la tierra se corra por los lados de la maceta.

También se recomienda dejar de regar completamente los cactus lunares más viejos durante la temporada de invierno, es decir, los que tienen más de un año. Por otro lado, si tienes una planta de Gymnocalycium, sólo es necesario un poco de agua durante los meses de invierno.

Iluminación y temperatura

En cuanto a la temperatura y la luz solar, el cactus lunar requiere la temperatura que se puede esperar de una planta de tipo desértico. Lo mejor para ellos es la luz solar brillante pero indirecta. Los períodos prolongados de luz solar directa pueden ser muy malos para la planta. Así que un porche cubierto que tenga algo de sombra o una zona en la que se bloquee gran parte de la luz solar directa es la mejor ubicación para esta planta.

Hay plantas de cactus que sobreviven a una helada invernal, pero para estar seguro, lleve su cactus lunar al interior o al garaje cuando la temperatura sea muy baja. Si no puedes hacerlo, cúbrelos con una sábana o manta ligera para protegerlos del frío. Los cactus se congelan si se exponen a la intemperie durante un invierno duro, así que tenlo en cuenta cuando cambie empiece la estación más fría del año.

Problemas

Como hemos dicho antes, el principal problema de Gymnocalycium es la podredumbre de las raíces, que es consecuencia del exceso de riego. Lo mejor que puedes hacer es disfrutar de tu cactus lunar y disfrutar de su lento crecimiento y recordar no regar en exceso. En su mayor parte, es una planta maravillosa, colorida y de bajo mantenimiento que es fácil de cultivar siempre que no se le dé demasiada agua.


Video Cactus Gymnocalycium, cuidados y características:


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 19 junio, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *