Amarilis cuidados y consejos conseguir una abundante floración todos los años



Amarilis cuidados y consejos conseguir una abundante floración todos los años -

Amarilis cuidados y consejos de esta hermosa planta bulbosa. Amaryllis es un género de plantas herbáceas, perennes singular en muchos aspectos: Es bulbosa, pero a diferencia de otras similares se adapta bien en interiores; su bulbo puede durar muchísimos años (hasta 70 señalan algunos entendidos); además de sus dimensiones, la del tallo puede alcanzar fácilmente los 60 cm. y el diámetro de las flores hasta 20 cm. El origen de su nombre, Amarilis proviene de un vocablo griego que significa «para encender», describe bien lo que podemos sentir cuando observamos la belleza de sus flores con forma de estrella en diferentes colores naranjas, blancas, rosas, rojas: Se encienden nuestros sentidos. A continuación te ofrecemos algunos consejos y tips para el cuidado de la planta amarilis.

Cuidados de amarilis para obtener abundantes flores

Luz. Mientras florece la amarilis, necesita abundante iluminación pero no sol directo. Cuando se caen sus flores y las hojas y entra en reposo, debes llevarla a un sitio oscuro y seco.
Temperatura. Los amarilis no soportan las temperaturas inferiores a 6 ºC. Lo mejor es tenerlas a una temperatura media de 18º C, mientras están floreciendo.
Riego. Es importante recordar que debes regar por abajo, ya que si se mojan las flores o las hojas se puede pudrir la planta. Mientras está en flor hay que regar pocas cantidades, una vez a la semana como máximo. Cuando las flores son abundantes, dos o tres veces por semana y cuando pierda las hojas, no debes regar la planta, ya que empieza la época de descanso.
Abono. Desde que empieza la floración y hasta que pierde las hojas, la amarilis necesita un abono líquido especial para la floración debes aplicarlo cada dos semanas. Es importante que el fertilizante incluya hierro y magnesio.

Consejos para trasplantar tu amarilis

Son diversas las formas en que se pueden trasplantar una amarilis. Los trasplantes de bulbos se hacen sólo durante el inicio del otoño, para esto, debes transplantar los bulbos de amarilis adormecidos (cuando hayan perdido las flores y las hojas) y los plantas en una maceta con la tierra apropiada, solo cubriendo los 2/3 de los mismos.

Cómo plantar bulbos de amarilis en tu casa o jardín

Como toda planta de origen tropical, la amarilis necesita (tanto el bulbo como la flor) una buena luminosidad, pero sin exposición directa al sol. Si la cultiva en interiores asegúrate de que este en un lugar sin exceso de temperatura y lejos de cualquier fuente artificial de calor, como radiadores o sistema de calefacción.

Si la reproducción la realizas en una maceta cuida que esta no sea más grande que el bulbo de la planta, y debe contener de preferencia una mezcla de sustrato con una buena cantidad de materia orgánica y una capa inferior de arena. Y siempre teniendo en cuenta que la parte superior del bulbo quede fuera del recipiente. Lo recomendable es que la parte descubierta sea de un tercio aproximadamente.

Es una planta que debe mantener el sustrato húmedo, pero no escarchado por lo que solo debes regarla cuando la tierra pierda su humedad. Sin embargo, debes tener cuidado de no confundir la sequedad en la superficie con la de las capas interiores. La primera capa del sustrato puede estar seca por efecto del calor, pero las capas interiores (donde se encuentran las raíces) pueden seguir húmedas, y si vuelves a regar provocarás lo que precisamente quieres evitar: encharcamiento.

Un manera sencilla de comprobar la humedad de la maceta es introducir un palito o el dedo y si al sacarlo muestra restos de tierra húmeda adherida entonces no debes regarla.

Cómo reproducir amarilis

La reproducción del amarilis se puede hacer de diferentes formas. La forma más común es hacerlo a través de sus semillas, que deben ser plantadas a principios de verano y que germinan a los pocos días después de ser plantadas. A partir de estas semillas, surgirá una nueva planta, con su correspondiente bulbo, hojas y flores. Pero debes tener en cuenta que las plantas nuevas que se desarrollan a partir de semillas demorarán en florecer hasta 6 años o más, por lo que se trata de un método de reproducción común en los viveros, pero poco recomendable en el caso de aficionados a la jardinería.

La forma más común a la hora de conseguir que se reproduzca la planta amarilis es hacerlo a través de los hijuelos. Los hijuelos de bulbo son bulbos pequeños que van creciendo alrededor del bulbo madre. Cuando estos hijuelos se separan de la planta principal y se cultivan por separado, dan origen a una nueva planta amarilis. En este caso, lo más común es que la floración tarde entre 3 y 4 años en completarse.

Los tipos de amarilis más populares

Red Lion

El rojo es el color tradicional de amarilis. Es profundo y suave como el terciopelo. Este tipo es el que más fácilmente se encuentra en los centros especializados. Cuanto más grande es el tamaño, más grandes son las flores.

Amarilis Red Lion

Papilio

Es menos conocido, pero ofrece increíbles flores blancas que tienden hacia el verde, son flores cuya plantación y conservación, una vez cortadas, son relativamente fáciles… Se pueden hacer hermosos arreglos en macetas a partir de estos bulbos de flores de primavera.

Amaryllis Papilio

Deseo

Las muchas variedades coloridas de amarilis incluyen este tipo, que produce flores en un tono cálido de naranja.

Amaryllis Desire

Flor de manzana

Esta variedad tiene pétalos blancos con rubores de color rosa suave contrastados con gargantas de color verde lima.

Amaryllis apple flower

Picotee

Posee grandes flores blancas y una banda delgada de color rojo en los bordes de las flores. Gargantas de color verde lima proporcionan contraste.

Amaryllis Picotee

Dancing Queen

Esta doble variedad con volantes tiene capas de pétalos blancos puros que proporcionan un aspecto completo y esponjoso. Las rayas rojas del caramelo crean un verdadero dinamismo.

Amaryllis Dancing Queen






Compartir este artículo en las redes sociales



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *