Propagación o reproducción de las plantas de interior


Propagación o reproducción de las plantas de interior -


Uno de los pasos esenciales, y por cierto más gratificante, para iniciarse en la jardinería es la propagación o reproducción de las plantas. Existen dos formas básicas: sexual y asexual (llamada también vegetal). Dentro de la primera tenemos la reproducción por semillas, mientras que la segunda se realiza a partir de esquejes, estolones y acodos.

Reproducción por semillas

Esta forma de reproducción sexual necesita oxígeno, buena humedad y temperatura adecuada para que las semillas puedan germinar. Los requerimientos para su desarrollo dependerá del tipo de planta que elijas; sin embargo grosso modo podemos decir:

  • Para que puedan germinar correctamente deben recolectarse cuando se desprendan sin dificultad (maduras).
  • Deben estar frescas y eliminarse todas aquellas que presentan malformaciones o tengan algún parásito.
  • Es recomendable usarla antes de los dos años.
  • Debes conocer el momento preciso para sembrarlas, pues cada especie requiere un tiempo diferente, de lo contrario no encontrará las condiciones climáticas adecuadas para su desarrollo. Esta información puede conseguirse en cualquier jardinería o en las envolturas de las semillas que se venden en el mercado.
  • La germinación necesita una temperatura promedio de 21°C, estar en oscuridad y con humedad, para ello deberás tapar el recipiente con papel periódico.
  • Cuando haya germinado retirarás la cubierta del recipiente para que le llegue la luz, pero evita que ésta sea directa.
  • El trasplante realízalo cuando aparezcan las primeras dos de hojas, cada una de las cuales acompañadas con un poco de tierra y cuidando de no romper las raíces las colocarás en una maceta para que se desarrollen.

Reproducción por esqueje

Es una de las formas asexuadas más simples y eficaces de reproducción. El esqueje es una parte de la planta: tallo, hoja o raíz, que se utiliza para crear otra planta. Para las plantas de interior generalmente se usa las hojas como esqueje. Veamos los pasos a seguir:

  • Debes realizar la propagación en la temporada de primavera o verano
  • El corte de la hoja hazlo a nivel del peciolo.
  • Prepara una bandeja con turba y arena, donde harás pequeños agujeros para colocar los peciolos. Luego lleva el recipiente a un lugar donde haya iluminación y humedad.
  • Cuando se haya desarrollado el sistema radicular las colocarás individualmente en una maceta
  • Para obtener un buen esqueje debes hacerlo cuando la planta ha terminado la floración. El corte debe ser biselado y de un solo golpe con una herramienta afilada y limpia.

Reproducción por estolón

Se denomina estolón a la porción del tallo de una planta que surge a partir del principal. Nace perpendicularmente a la planta y el paralelo al suelo. Pueden desarrollarse en la superficie o debajo de ella.

Suelen ser largos y con varias secciones donde brotan raíces llamadas adventicias que se entierran en el suelo dando lugar a nuevos brotes que luego de un tiempo se convierten en una nueva planta. Puede dejarse las diferentes plantas unidas o bien separarlas del tallo principal para obtener otra planta.

Esta particularidad lo convierte en una de las formas más fáciles de reproducción asexuadas.

La fresa, la menta y el helecho son las plantas más comunes que se reproducen por estolones.

Reproducción por acodo

Es una técnica fácil y sencilla para la reproducción de las plantas trepadoras, así como árboles y arbustos.

  • El acodo consiste en doblar hacia abajo una de las ramas de la planta, cubrirla con sustrato y enterrarla en la tierra.
  • Cuando la rama enterrada comienza a echar raíces se separa y se planta independientemente
  • Para realizar este tipo de reproducción la rama debe tener máximo dos años y al menos un nudo o yema

Existe una variedad conocida como acodo aéreo, en este caso la rama no se dobla, solo se le hace dos pequeños cortes paralelos separados unos 2 cm. Luego se cubre este trozo con plástico transparente, se rellena con turba y con una cuerda se ata la parte superior e inferior.

Seguidamente, se humedece el acodo con una jeringa y se cubre con papel periódico para evitar la luz directa. El proceso tarda unos tres meses en echar raíces, cuando éstas aparezcan tendrás una nueva planta.

Compartir este artículo en las redes sociales


2 comentarios “Propagación o reproducción de las plantas de interior

  1. Excelente, me gustó mucho estos artículos, sigan adelante difundiendo conocimiento a más profesionales y aficionados al cultivo de plantas ornamentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *