Diagnóstico de problemas con nuestras plantas de interior


Diagnóstico de problemas con nuestras plantas de interior -


Crecimiento escaso

No se preocupe si es en invierno. La mayoría de las plantas tienen un periodo de latencia en esta época, por eso no debe usted forzar la planta para que crezca. Sin embargo, si el crecimiento es escaso o lento en verano, algo va mal. La causa más probable es el exceso de riego o de nutrición. O puede que la planta necesite una maceta más grande. Si las hojas están descoloridas y la planta larguirucha, puede ser que haya tenido demasiado calor y humedad durante el invierno y a principios de primavera, y que esto haya forzado el crecimiento en una época en la que la luz es aún insuficiente. Las hojas descoloridas y el crecimiento «larguirucho» durante la estación de crecimiento son resultado de una nutrición escasa y una iluminación insuficiente.

Moteado de las hojas

Es un síntoma grave, ya que constituye un síntoma frecuente de virosis. Estas enfermedades producen además normalmente deformaciones y caída de pétalos en la flor y pueden producir malformaciones en la planta. El moteado puede estar causado también por ácaros rojos u otras plagas: examine su presencia en el envés de las hojas. Los mohos y otros hongos pueden también atacar el envés de las hojas, produciendo un moteado que se hace visible en la cara superior.

Puntos en las hojas

Los trips pueden producir punteaduras blancas y líneas sobre las hojas, y muchas de las enfermedades producidas por hongos forman puntos en el estadio inicial. También pueden causarlos las gotitas de agua que caigan sobre las hojas estando a pleno sol; actúan como diminutas lentes que concentran los rayos del sol lo bastante como para quemar la superficie de la hoja. Los puntos de las hojas pueden producirse también al pulverizarlas con pesticidas inadecuados o demasiado concentrados.

Hojas que se amarillean

No se alarme si alguna de las hojas inferiores amarillea, pero si varias hojas siguen su ejemplo es señal de que su planta sufre trastornos. La causa más probable es el exceso de riego o la exposición al frío o a corrientes de aire, especialmente si hay caída de hojas. También debe evitarse la atmósfera seca. Si las hojas amarillas no se caen, puede usted estar cultivando plantas calcífugas en una mezcla de cultivo o suelo alcalinos, o regándolas con aguas duras. Corrija estos errores y añada al agua de riego los oligoelementos bloqueados. La falta de nutrientes, especialmente de nitrógeno, tiene como resultado hojas pequeñas y amarillentas. Si el amarilleamiento se produce entre las nervaduras puede indicar carencia de magnesio.

Hojas caídas

Un cambio súbito en el medio ambiente de la planta puede causarle un shock que es la causa más frecuente de la caída de hojas, yemas o flores. Normalmente la causa es un descenso o una elevación súbita de la temperatura o un cambio en la intensidad de la luz, pero puede estar causada por un exceso de riego (aunque también puede ser por sequedad en las raíces). Otra posible causa es el exceso de nutrición, y también la falta de una nutrición equilibrada.

Falta de floración

Hay muchas posibles causas, pero lo primero que debe investigar es si la composición del abonado es adecuada para la planta en cuestión. Si hay demasiado follaje, la culpa es de un exceso de nutrición. Trasladar la planta a un tiesto más pequeño puede ser una solución, y también se puede conseguir que la planta florezca mediante podas y despuntes correctos. Algunas plantas tienen que alcanzar un cierto estadio de madurez antes de florecer; en este caso lo único que puede hacer es esperar. El exceso o la falta de calor puede ser también causa de la falta de floración, mientras que algunas plantas (como las violetas africanas) florecen más fácilmente si se mantiene la mezcla de cultivo algo más seca de lo normal. Otras sólo florecen cuando tienen un período suficiente de oscuridad cada día.

Hojas con manchas marrones

Las manchas marrones, que indican tejidos muertos, suelen haber sido causados por un frío extremado y súbito o por las heladas. En verano, la causa puede ser el extremado calor y la luz solar intensa. Puede causarlas la falta de potasio en el suelo, pero también el exceso de nutrición. Además es el estadio final de algunas enfermedades producidas por hongos. Otras posibles causas pueden ser: las salpicaduras sobre las hojas de abonos líquidos o pesticidas inadecuados, la exposición de la planta a emanaciones procedentes de calefacciones de fuel o de productos para la conservación de la madera (especialmente creosota) y la contaminación con herbicidas.

Hojas con agujeros

Los causantes de los agujeros en las hojas son normalmente insectos comedores de hojas, como las orugas y las tijeretas, Estos insectos pueden comer además flores. Las plantas de exterior están más expuestas a sufrir sus ataques que las de interior. Recuerde sin embargo que algunas plantas de interior —particularmente Monsteras- desarrollan naturalmente hendiduras y orificios en las hojas.

Marchitez

Si una planta se marchita puede estar falta de agua o recibir demasiado calor o luz. Riegue la planta y pulverice también las hojas para hacerla revivir. Si no son estas las causas, es que algo va mal en las raíces. La planta se marchita cuando necesita más agua de la que pueden absorber las raíces del suelo. La causa puede estar en daños radiculares producidos por la podredumbre —debida a exceso de riego en la mayoría de los casos— o por plagas. Otra causa posible es el exceso de nutrición, ya que los abonos forman sales alrededor de las raíces que pueden dañarlas. Si el riego es el adecuado y no parece darse ninguna de estas causas, la planta necesita probablemente condiciones más frías y sombreadas. No le eche más cantidad de agua.

Podredumbre

El exceso de riego, especialmente en tiempo frío, es casi siempre la causa de la podredumbre. Las condiciones húmedas y frías son favorables para los hongos que producen la podredumbre. Las plántulas de los semilleros pueden sufrir el mal de pie —un ataque de hongos— que las hace volcar. Se reduce el riego utilizando mezcla de cultivo esterilizada y mezclas especiales para semillas.

Compartir este artículo en las redes sociales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *