¿Qué son las hormonas de enraizamiento y cómo se usan?



¿Qué son las hormonas de enraizamiento y cómo se usan? -

Las hormonas de enraizamiento se usan para acelerar el crecimiento de raíces en planta reproducidas por esquejes. También las podemos usar como estimulante en plantas ya constituidas pero pobres en raíces.

¿Qué son las hormonas de enraizamiento y cómo se usan? Uno de los problemas más comunes en la jardinería es prestarle mayor atención a lo que se ve dejando de lado lo que no se ve. Es decir, nos preocupamos más por la parte visible y compramos abono para tener mejores los tallos, ramas y hojas; pero no mostramos el mismo interés por la parte invisible: las raíces.

Si la planta no cuenta con un buen sistema radicular todo lo demás fallara. De ahí la importancia de las hormonas de enraizamiento.

Hormonas de enraizamiento

En términos generales, las hormonas vegetales regulan principalmente los fenómenos fisiológicos de las plantas.​ Las llamadas también fitohormonas son producidas por las células vegetales en pequeñas dosis, a diferencia de las hormonas animales, que son sintetizadas en las glándulas.

En el caso particular de las hormonas de enraizamiento tienen como función que los tallos o las plantas inviertan buena cantidad de energía en la producción de nuevas raíces con la finalidad que estas sean más fuertes y sanas.

El sistema radicular de la planta permite absorber el agua y los nutrientes que se encuentran en ella, proporcionándole la energía necesaria para desarrollarse de manera adecuada.

Las hormonas de enraizamiento se encuentran en cualquier tienda especializada y viene en dos presentaciones: líquida o en polvo. Pero también puedes preparar hormonas de enraizamiento caseras.

Cómo usar hormonas de enraizamiento

Las hormonas de enraizamiento son muy efectivas para sanar plantas que se encuentran enfermas por exceso de agua. Si este es el caso, lo mejor es utilizar una hormona líquida porque su acción es mucho más rápida. Deberás aplicar un poco de hormona sobre la superficie del sustrato y regar a continuación.

Si el problema es que una rama carece de raíces entonces lo recomendable es utilizar hormonas en polvo. Primero tienes que retirar la corteza que está más cerca del tronco o de la rama principal unos tres centímetros hacia arriba comenzando desde el extremo y humedecerla con agua. Luego vierte la hormona en polvo en la parte afectada.

También se utilizar cuando se quiere que los esquejes echen raíces. Para ello, coloca la rama en una maceta rellena con un sustrato que tenga buen drenaje: turba negra mezclado con perlita, por ejemplo; y verás que al cabo de un tiempo empezara a enraizarse.

Tipos de hormonas de enraizamiento

Las hormonas de enraizamiento las podemos encontrar en dos presentaciones: líquidas y en polvo.

En el primer caso (las líquidas) ayudan a evitar posibles infecciones en la zona del corte del esqueje o estaquilla. Están preparadas para ser aplicadas directamente que consiste en humedecer la base de los esquejes unos dos centímetros e introducirlo en el polvo hormonal. Sacudirlos suavemente para eliminar el exceso de polvo y plantar el esqueje con cuidado de no eliminar el producto adherido.

En cuanto a las hormonas de enraizamiento líquidas se aplican mediante el método de inmersión de los esquejes y estaquillas durante un tiempo determinado. Este tiempo viene aconsejado por el fabricante ya que factores como el tipo de hormona y concentración, así como la especie en la que se aplica, influyen decisivamente en el tiempo. Por ello, los fabricantes ofrecen a sus clientes, tablas en las que se dan una relación de especies y el producto más adecuado a aplicar, además del método.

Generalmente este tipo de hormonas se suelen emplear de tres formas distintas:

  1. Para sumergir los esquejes: Es decir colocar los esquejes por el lapso de un día en una solución de hormona enraizante. Como hemos dicho anteriormente, la dosis dependerá de las propiedades del líquido y de la especie a tratar.
  2. Para humedecer la base de los esquejes: A través de forma se busca colocar la base del esqueje (uno o dos cm. aproximadamente) dentro del líquido hormonal por un breve tiempo (máximo 20 segundos).
  3. Para pulverizar: Esta modalidad consiste en utilizar un pulverizador para aplicar el líquido hormonal en los esquejes después que estos han sido plantados. La cantidad a usar dependerá lo que recomiende el fabricante.

Este tipo de hormonas están recomendadas para las estaquillas y los esquejes de plantas frutales, forestales y ornamentales.




Video sobre ¿Qué son las hormonas de enraizamiento y cómo se usan?:



Compartir este artículo en las redes sociales



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *