Olivo, aceituna, olivos, olivar Olea europaea



Olea europaea - Olivo, aceituna, olivos, olivar

El olivo es un árbol fácil de cultivar que no resiste temperaturas inferiores a los -10°C pero que es bastante apto para combatir heladas del invierno típicas del clima mediterráneo.

Nombre común de Olea europaea:

Olivo, aceituna, olivos, olivar

Nombre científico de Olivo, aceituna, olivos, olivar:

Olea europaea

Familia:

Oleaceae

Origen:

Siria, Líbano e Israel y Asia Menor

Descripción y características:

El árbol de olivo es un árbol perennifolio que puede alcanzar alturas considerables, aunque se prefiere en formas bajas. Hojas lanceoladas, decusadas y coriáceas. Flores perfectas (masculinas con distintos grados de desarrollo del pistilo). El fruto del olivo es una drupa de color vinoso negro al madurar y alto contenido energético.

Cuidados y mantenimiento de Olivo, aceituna, olivos, olivar (Olea europaea):

La Olea europaea que es el nombre científico del olivo es una especie muy rústica, de fácil cultivo que tolera temperaturas menores de -10°C y es muy resistente a la sequía, aunque el óptimo de precipitación se sitúa entorno a 650 mm. Es resistente a los suelos calizos y muy tolerante a la salinidad. La fertilización se realiza con fertilizante nitrogenado, en forma de urea al 4% y en cantidades de 0.5-1 kg por árbol.

Usos:

Se coloca en los jardines como árbol de alineamiento. Cambien es usado para la producción de las aceitunas y para fines medicinales.

Plagas y enfermedades

Entre las principales plagas y enfermedades que atacan al olivo encontramos: Mosca del olivo, polilla del olivo, erinosis, algondoncillo, barrenillo, cochinillas, enfermedades causadas por hongos (Cercospora cladosporioides, Spilocaea oleagina, Verticillium dahliae, Sphaeropsis dalmática) y bacterias (Pseudomonas savastanoi).

Reproducción:

La propagación del olivo por semilla y asexualmente es relativamente fácil pero no se recomienda para uso comercial, debido principalmente a que las variedades de aceitunas obtenidas por este método difieren significativamente de la variedad de la semilla madre.

De otro lado, las plantas obtenidas por semilla tienen un período muy largo de juventud, lo que da como resultado un notable retraso de la fruición.

El olivo es propagado principalmente por métodos asexuales como son: esquejes, recortes e injertos.

Los agricultores profesionales escogen estacas o injertos para lograr la uniformidad y calidad del producto. De esta forma, los productores profesionales se benefician de un árbol que es una combinación de dos tejidos vegetales diferentes, el portainjerto y el vástago.

El portainjerto es la parte inferior del árbol y produce el sistema de raíces, y también determina la altura final del árbol. El vástago produce la parte superior del árbol y es quien determina las características finales de la fruta. Tanto el portainjerto como el vástago se deben seleccionar con mucho cuidado.






Compartir este artículo en las redes sociales




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *