Musa paradisiaca Plátano, banana, banano


Musa paradisiaca - Plátano, banana, banano

Nombre común:

Plátano, banana, banano

Nombre científico:

Musa paradisiaca

Familia:

Musaceae

Origen:

Región indomalaya

Descripción:

Es una planta que alcanza hasta los siete metros de altura, de co­lor verde o amarillo verdoso intenso, posee vainas foliares que se desarrollan formando estructuras llamadas seudo-tallos, similares a fustes verticales de hasta 30 cm de diámetro basal, aunque no son leñosos.

Su tallo verdadero o rizoma es subterráneo, del tallo nacen numerosas raíces fibrosas que se adentran más de un metro en la tierra y varios en rededor. Del rizoma nacen pseudotallos secundarios de los cuales,  por lo general se le deja sólo uno para que el principal no se vea debilitado.

Al cabo de un año, directamente desde el rizoma y por el centro del pseudotallo surge una inflorescencia tipo espiga formada de flores protegidas por gruesas brácteas de color púrpura, que luego caen. Las primeras hileras están compuestas por flores de género femenino, luego aparecen algunas pocas de flores hermafroditas y por último, hacia el ápice, surgen las flores masculinas.

Requerimientos:

Se aconseja sembrar esta el banano en un lugar con bastante luz solar. No tolera temperaturas bajas. La fertilización debe realizarse usando estiércol maduro, o añadir abono granular de lenta liberación cerca de la base de las plantas. Requiere riegos frecuentes y podas de saneamiento, es recomendable realizar el eliminado de hojas secas.

Plagas y Enfermedades:

Las principales plagas que afectan al banano son: trips, cochinilla algo-donosa, ácaros, barrenador de la raíz del plátano, nemátodos. Entre las enfermedades se ha observado frecuentemente:  Fusarium, Verticillium, Deightoniella torulosa y Pseudo-monas.

Usos:

Se utiliza en la decoración exterior de hoteles, calles, casas. Su fruto es rico en potasio.

Propagación:

Propagación tradicional:

Es el sistema de propagación más antiguo y hace uso de hijuelos. Se caracteriza por la escasa o nula aplicación de prácticas culturales básicas, de manera que las plantas se encuentran bajo libre crecimiento, lo que provoca un alto índice de competencia entre ellas. El material de propagación usado en este sistema proviene generalmente de la misma plantación, siendo la eficiencia del mismo baja, existiendo, además un alto riesgo de propagación de plagas y enfermedades.

Propagación por división de cormos:

Este método puede ser aplicado a cormos procedentes de plantas jóvenes o recién cosechadas. Para su aplicación es necesario ubicar e identificar las yemas presentes en el cormo, lo que hace que el sistema sea bastante eficiente.


Compartir este artículo en las redes sociales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *