Madreselva, Lonicera Lonicero caprifolium



Lonicero caprifolium - Madreselva, Lonicera

La lonicera o madreselva –como se la conoce popularmente–, es una de las plantas trepadoras con flores que más contaminación ambiental es capaz de absorber. Además, la madreselva enredadera tiene propiedades medicinales y un refrescante olor. Conoce los cuidados de la madreselva y los beneficios de plantarla en el jardín.

Nombre común de Lonicero caprifolium:

Madreselva, Lonicera

Nombre científico de Madreselva, Lonicera:

Lonicero caprifolium

Familia:

Caprifoliaceae

Origen:

Europa meridional

Descripción y características:

La Madreselva es un arbusto de tamaño medio, algunas veces lo podemos encontrar como un pequeño árbol que presenta flores rojas con lóbulos terminales amarillos, que exhalan un perfume delicado, más intenso de noche.

Cuidados y mantenimiento de Madreselva, Lonicera (Lonicero caprifolium):

Es una planta rústica, prefiere suelos francos o sustratos compuestos por turba y tierra de monte con algo de perlita o arena. El sustrato debe tener alto contenido de humedad. La fertilización debe mezclarse con agua de riego cada 20-25 días. La poda de la madreselva puede realizarse a principios de invierno.

Usos:

Es una buena trepadora para cubrir pérgolas, muros, verjas, troncos de árbol. Evitar las macetas por su vigorosa raíz.

Plagas y enfermedades

Principalmente es atacada por pulgones y ciertas orugas que suelen invadir la planta en los meses más calurosos

Reproducción:

Se propaga principalmente por acodos, esquejes y semillas. Para multiplicar por acodo bastará con enterrar en el suelo una rama que cuelgue; al cabo de unos 15-20 días esta habrá enraizado, se corta y se planta en el lugar elegido.






Compartir este artículo en las redes sociales



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *