Cuidados de las calas y consejos para su cultivo



Cuidados de las calas y consejos para su cultivo -

Cuidados de las calas y consejos para su cultivo. Por la forma y brillantez de sus flores, la cala se cultiva como planta ornamental y también en forma industrializada para uso decorativo. Es una planta que se mantiene verde todo el año y crece a través de un tallo o rizoma subterráneo, que se desarrolla de manera horizontal. El rizoma es la raíz de la planta y, a la vez, su órgano de reproducción.

La reproducción se realiza a partir de la división de los rizomas. El corte tiene que ser limpio y preciso para ello debes usar una tijera filosa; una vez que tengas los rizomas divididos el siguiente paso es colocarlos a unos 5 cm de profundidad. Durante la etapa de crecimiento y floración el riego debe ser abundante, para luego ir  disminuyendo progresivamente en el otoño hasta cesar completamente en invierno.

Pero, así como las calas son bellas también son tóxicas, su consumo puede provocar gastroenteritis y diarrea; y el contacto directo: irritación de la piel, labios o mucosa bucal; por lo que debes tener cuidado al manipularlas, sobre todo si hay niños o mascotas en casa.

Tipos de calas

Calas doradas (Zantedeschia elliottiana)

Posee una espata (hoja modificada en forma de embudo que envuelven las flores y las inflorescencia para protegerlas) de color amarillo oro y su espádice, también de color amarillo.

Zantedeschia elliottiana

Calas blancas (Zantedeschia Albomaculata)

Es otra variedad. Su espata es de color blanco y el centro generalmente de color rojo.

Zantedeschia Albomaculata

Calas rosas (Zantedeschia rehmannii)

Es una de las variedades muy vistosas. Su espata es de color rosa y en algunos casos, rojo, matizada con pequeñas vetas blancas. El espádice es de color blanco.

Zantedeschia rehmanii

Calas negras (Zantedeschia Schwarzwalder)

Se distingue del resto por poseer, en sus hojas, un jaspeado blanco muy particular. La espata es de un pintoresco tono azul, casi negro donde sobresale su espádice de color amarillo.

Zantedeschia Schwarzwalder

Cómo hacer para cultivar calas de colores

Como toda planta que nace a partir de bulbos tiene un sistema radicular denso y abundante por lo que necesita un contenedor amplio, con buen drenaje y un sustrato rico en turba. La humedad del suelo es importante, por lo que debe ser constante.

El cultivo de la cala de colores en maceta comienza con la compra de sus rizomas en un establecimiento especializado. Seguidamente se plantan en recipientes grandes de unos 20 cm. de diámetro que tengan un buen drenaje.

Se llenan las macetas hasta una altura determinada con un sustrato ligeramente húmedo que drene bien, ligeramente fertilizado y con un pH entre 5 y 6.

A continuación se plantan los rizomas de modo que se puedan cubrir unos cinco centímetros con el mismo sustrato. Esto es muy importante porque el rizoma de la cala enraíza hacia abajo. Si en el momento de su emisión les da la luz y el aire tienen muchas posibilidades de que se mueran y con ella la planta. El cultivo será de maceta a maceta, después se esparcirán tras su brotación.

Cuando florecen las calas

Las calas son flores de verano y comienzan a florecer en la primavera. Los brotes duran por varias semanas, así que los primeros capullos de primavera pueden durar desde octubre hasta noviembre, en el hemisferio sur, sea en una planta o maceta. Una sola planta es suficiente para un conjunto de flores en temporada de crecimiento.

Las diferentes variedades de calas florecen en diferentes momentos, así que lo mejor es mantener las flores y el follaje desde el comienzo de la primavera hasta marzo (en el hemisferio sur). Para que vuelva a florecer nuevamente en el mismo período, deben cortarse sus flores antes de secarse completamente.

Durante la floración, la cala requiere de abundante riego y esto se puede complementar, aportándole agua con un pulverizador o rociador en sus hojas y flores. A partir del otoño, la planta comienza un período donde limita toda su actividad, en esos momentos el riego debe ser moderado y sólo destinado a mantener la humedad del suelo. Este período de inactividad de la cala dura 3 meses y comienza cuando su última flor cae.

Semillas de calas

Aquí tienes una forma sencilla y práctica de obtener semillas de esta planta, si es que no quieres o no puedes adquirir una en una jardinería. En las calas, las semillas se forman en la parte inferior del pistilo, que tiene forma de bastoncito y es de color amarillo; el cual (al cabo de un tiempo) comienza a engrosar hasta adquirir la forma de granos de maíz. Cada uno de estos granos tiene una semilla.

Antes de retirar la semilla de la planta, debes esperar que la flor se deteriore. Si las semillas tienen un color parduzco es señal de que ya están maduras. La cantidad varía en cada flor; unas producen más, otras menos.

Seguidamente, se separan cada uno de esos granitos, para plantarlos enteros, adentro esta la semilla. Luego se colocan en un recipiente con sustrato. Es importante colocar una bandeja debajo del recipiente para que la tierra se mantenga con humedad.

Poco a poco la parte carnosa que cubría las semillas irá desapareciendo, hasta formarse unas bolitas que comienzan a germinar, señal de que tienes una nueva planta.

Imágenes de calas de hermosos colores

A continuación te mostramos una galería de fotos de calas, puedes darle clic a la imagen para verla a mayor resolución:






Compartir este artículo en las redes sociales



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *