¿Cómo salvar a una flor que se marchita?

Cómo salvar a una flor que se marchita

Las flores descuidadas pueden marchitarse rápidamente, sin embargo, en este artículo, te decimos cómo puedes salvarla. No importa qué tan hábil seas cuando se trata de cuidar flores, seguramente nos ha sucedido al menos una vez que una de nuestras flores muestra signos de marchitarse. Entonces, qué podemos hacer?

Las razones por las que las plantas pueden marchitarse son:

  • poca luz
  • los rayos del sol inciden directamente sobre la flor
  • falta de agua
  • demasiada agua

Hay varias formas en que podemos evitar que las plantas se marchiten; por ejemplo:

Corta las hojas o los pétalos muertos

El primer paso que debes hacer es eliminar las hojas muertas. Usa muy bien unas tijeras afiladas y asegúrate de cortar las hojas muertas, marchitas o secas. De esta manera, podrás instar a la flor a que vuelva a la vida. Sin embargo, no cortes todas las hojas porque la planta se quedará sin alimento

Usa toallitas absorbentes

Si tu planta tiene demasiada agua, usa toallitas absorbentes para eliminar este exceso de agua. Simplemente debes de colocarlas debajo de la maceta. Una vez que se encuentre húmedas, por ejemplo, después de unas horas o al día siguiente, simplemente debes de retirarlas y colocar en su lugar otras nuevas (en caso de que aún se encuentre demasiado húmedo el espacio).

Corta las ramas muertas

Este es un truco que te ayudará a devolver la vida a la planta; y que tiene la misma lógica que el retirar las hojas y los pétalos marchitos. Sin embargo, para asegurarte de no cortarlas y acabar con la vida de la planta, lo mejor es cortar las ramas gradualmente hasta que el tallo esté verde. De esta forma, ayudarás a que la planta se regenere.

Además, será estimulado. Este truco funciona muy bien, especialmente para plantas que tienen tallos leñosos.

Y tú, qué trucos utilizas para devolver la vida a una planta marchita?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.