Centros de mesa florales: ideas originales para banquetes, bodas y cenas de gala

Centros de mesa florales

Un centro de mesa de flores transmite elegancia y belleza a cualquier comida o cena de gala. Tanto si se trata de un banquete nupcial como de un aniversario o cualquier otro tipo de evento, es importante que los comensuales encuentren su mesa con una decoración floral apropiada para la ocasión. El color de las flores dice mucho sobre la decoración de una sala de banquetes.

En este artículo te enseñamos algunas ideas para decorar una mesa con centros florales por si vas a celebrar una cena o banquete y necesitas adornar las mesas con flores para darle un toque de elegancia y color.

Centros de mesa, originales y de contraste

Hemos de pensar que la mayoría de los manteles suelen ser blancos y los cubiertos plateados o de cristal, con lo que es imprescindible apostar por centros de mesa con flores de mucho colorido y contraste, como se ha hecho en esta decoración con crisantemos azules. De esta forma, se consigue alegrar la monotonía cromática de la sala.

Por otro lado, también debe tenerse en cuenta el tamaño de la mesa. Los centros para mesas pequeñas y grupos de 4-5 personas deben tener el diámetro adecuado para que pueda colocarse la cubertería con suficiente distancia y equilibrio.

En cuanto al alto, lo recomendable siempre es que no sea demasiado alta para que los comensales puedan verse la cara y no distraiga durante la comida. Ha de asegurarse el equilibrio y la simetría entre las mesas de los invitados, de forma que pueda transmitir una imagen de conjunto.

Centros de mesa, en colores claros

Si no se quiere llamar demasiado la atención, puede optarse por centros de pequeño tamaño y discretos, en tonos suaves y pastel, que armoniza de forma elegante con el blanco de los manteles, o incluso si son de otro color.

La función decorativa las cumple a la perfección este centro de flores sencillas y originales, situado sobre un espejo en la parte central de una pequeña mesa redonda. De esta forma, se logra que parezca más voluminoso, pero ocupando pequeño espacio.

Otras mesas, otros centros

Hay que tener en cuenta también que no todas las mesas en una sala de banquete tienen el mismo tamaño y funcionalidad. Las flores para la mesa de los anfitriones, o un centro para una mesa donde se situarán las copas y cubertería sobrante, no pueden llevar la misma decoración floral. Tampoco será lo mismo flores para un banquete de boda que flores para un banquete convencional, ni una reunión en la que coman todos en torno a una mesa rectangular que en pequeñas mesas por familias o grupos de personas.

Podemos, por tanto, hacer un diseño floral más artístico para las mesas especiales, incluso variando la posición del arreglo floral, introduciendo diferentes tipos de flores y hojas, jugando con diferentes colores, que pueden combinar con las servilletas o algún otro elemento.

No es preciso que los centros sean necesariamente unicolores. Pueden combinarse flores de diferentes estilos, o más comúnmente, acompañarse con follaje para darle un aspecto más abierto, o introducir velas, hojas, recipientes de cristal y otras singularidades.

No obstante, debemos elegir cuidadosamente las flores en estos diseños florales, ya que emplear plantas demasiado aromáticas puede resultar poco recomendable para una comida, ya que se mezclará con el olor de los alimentos.

Deben ser flores discretas, elegantes, no muy olorosas y bien arregladas con un diseño original. Además de los centros de mesa, los centros verticales y macetas pueden ser el complemento perfecto para terminar de decorar el resto de la sala y conseguir una decoración perfecta para una cena, una comida o una fiesta con invitados en una sala de banquetes.

¿Qué te parecen estas opciones para decorar las mesas en una cena o banquete especial? ¿Qué diseños te gustan más? Me gustaría conocer tu opinión en los comentarios.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.