Cuidados y tipos de la salvia ornamental

cuidados salvia ornamental

El género Salvia es muy amplio e incluye unas 900 especies. Las variedades de salvias para cultivar muy amplia, las tonalidades de colores de flores van desde las flores moradas, el rojo brillante hasta el amarillo.

Las bonitas flores de la salvia tienen forma tubular con un pétalo inferior partido en dos. Las formas y los colores del follaje también son bastante diferentes entre sí y a menudo se perfuman cuando se aplastan. Puedes elegir entre las especies anuales, que suelen utilizarse en los lechos, las salvias herbáceas resistentes o las leñosas tiernas. La hierba salvia es una salvia y se usa mayormente como especia.

Cultiva las salvias en suelos bien drenados y a pleno sol. Elimina las flores marchitas para prolongar la floración y haz esquejes de verano para evitar pérdidas en invierno. En las regiones templadas, cubre anualmente las salvias perennes con estiércol bien descompuesto o compost. También puedes desenterrarlas y plantarlas en macetas para el invierno.

Más información sobre el cultivo de salvias:

Todas las salvias prosperan a pleno sol y son muy atractivas para las abejas y las mariposas. La mayoría de las variedades florecen desde mediados del verano hasta bien entrado el otoño.

Dónde se pueden cultivar las salvias

Todas las salvias crecen a pleno sol; lo ideal es que estén orientadas al sur. Pueden arreglárselas en suelos bastante pobres; de hecho, lo prefieren a una arcilla pesada no trabajada.

Las salvias son ideales para un jardín costero y suelen ser una planta clave en un jardín de sequía. Tienen un aspecto espectacular cuando se plantan en grupo, y muchas especies parecen estar en casa en un esquema de jardín tropical.

Todos los tipos de salvias pueden cultivarse en macetas. Algunos de los de tipos de floración muy larga, como la Salvia greggii, pueden trasplantarse del jardín al invernadero, ya que las flores continuarán hasta el invierno. Añade un poco de arena hortícola al compost para mejorar el drenaje y alimenta las plantas cultivadas en recipientes en primavera. Las plantas cultivadas en suelo de jardín no necesitan generalmente fertilización adicional.

Cómo se deben plantar salvias

En suelos muy arcillosos, añade arena hortícola antes de plantar, para facilitar el drenaje. Planta tu salvia a la misma profundidad que tenía en la maceta, rellena y riega bien.

Si se cultivan tipos no leñosos, puede ser más fácil cultivarlas en macetas para poder trasladarlas fácilmente a un lugar libre de heladas antes de las heladas de otoño.

Cómo cuidar las salvias

Los cuidados de las salvias varían enormemente según el tipo que cultives. Si cultivas salvias anuales, basta con levantarlas antes de las primeras heladas de otoño y ponerlas en el montón de compost.

Las salvias perennes necesitan podarse con fuerza en primavera u otoño. Las herbáceas semirrígidas pueden recortarse en otoño, pero deben pasar el invierno en un lugar libre de heladas. Si intentas mantenerlas en el exterior, resiste la poda hasta la primavera. Los tipos arbustivos deben podarse ligeramente en primavera; si los podas en otoño, se formarán nuevos brotes que pueden verse afectados por las heladas.

Si no sabes qué salvia estás cultivando, deja la poda para la primavera. Esto les ofrecerá cierta protección durante la llegada del invierno.

Reproducción de las salvias

Los esquejes de salvia pueden cortarse en abril, agosto o septiembre. Retira los tallos sin flor que tengan unos 8 cm de longitud aproximadamente. Quita las hojas inferiores y recorta cada esqueje justo por debajo de un nudo. Introduce los esquejes en una maceta con abono para esquejes previamente regado. Cubre la maceta con una bolsa de plástico transparente; procura que la bolsa no toque el follaje para que no se desarrollen hongos.

Coloca los esquejes en un invernadero fresco y ponles sombra para evitar que se quemen con la luz solar intensa. Al cabo de unas semanas, los esquejes deberían estar listos para su cultivo en maceta.

Plagas y enfermedades

Las plagas y enfermedades no suelen ser un problema para los cultivadores de salvias. Sin embargo, mantener las plantas durante el invierno puede ser complicado. Los jardines con suelos arcillosos y pesados son propensos a perder las plantas con un tiempo húmedo persistente. Tomar esquejes en verano puede asegurar las pérdidas invernales.

Tipos de salvias para sembrar en el jardín

Salvia officinalis: es la salvia común, se usa mucho como condimento. Existen formas variegadas. Planta arbustiva de hoja perenne con follaje perfumado y flores azules en verano. Alcanza una altura de 75 cm

Salvia nemorosa: es una planta perenne y resistente con espirales de flores de color azul eléctrico desde julio hasta principios de septiembre. Alcanza una altura de 50 cm

Salvia greggii: flores de color rosa suave de julio a noviembre. Follaje aromático. Alcanza una altura de 65 cm. Planta semirrígida que puede sobrevivir en un jardín muy protegido

Salvia involucrata: una salvia semirrígida con grandes flores moradas/rosadas desde agosto hasta finales de otoño. Es poco probable que sobreviva al invierno en el exterior. Alcanza una impresionante altura de 1,5 m

Salvia farinacea: una planta perenne semirrígida que suele cultivarse como anual. Flores de color azul eléctrico de junio a octubre. Las plantas llegan hasta los 40 cm

Salvia nemorosa: una planta perenne resistente y muy popular entre los polinizadores. Altas espigas de flores moradas de junio a septiembre. Las plantas pueden legar a medir los 75 cm.


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 27 septiembre, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *