Los problemas del césped


Los problemas del césped -

El césped como las plantas requiere de un adecuado mantenimiento, cuando éste no se da empiezan los problemas, los cuales precisamente están relacionados, en su mayor parte, por errores comunes que se cometen en el cuidado de esta hierba. Esa es la mala noticia; la buena, es que la mayoría de estos problemas pueden corregirse.

Veamos, pues, cuáles son los errores más comunes en el cuidado del césped:

Mala preparación del suelo:

Muchas veces nos limitamos a quitar la mala hierba del terreno y emparejar el terreno para proceder a sembrar. Pero esta es una idea equivocada, hay que realizar otras tareas como airear y abonar el suelo. Y si el suelo es arcilloso se deberá aligerar agregando compost.

Exceso de humedad:

El riego excesivo es uno de los problemas más frecuentes entre los aficionados que comienzan en jardinería. Esta preocupación siempre inclina la balanza del lado de la abundancia y, si el césped ha sido plantado en panes sobre suelos arcillosos. Para evitar este tipo equivocaciones, comprueba la tierra antes de regar; para la mayoría de las plantas mientras haya humedad no es conveniente añadir agua.

Demasiado abono:

Las plantas y hierbas necesitan de nutrientes siempre, especialmente, cuando están en pleno desarrollo. Entonces, ¿cuándo más abono se les aplica crecerán mucho mejor? La respuesta es no. Como le sucede a todo ser viviente el exceso de comida empacha y al final termina por perjudicarlo. Cuando se usa productos minerales y algunos orgánico (como el guano) debe tenerse cuidado con la dosis. Si se te pasa la mano aparecerán manchas y calvas. Una manera de arreglar esta equivocación es regar hasta que este empapado todo el césped, de esta manera el exceso de minerales se irá hacia abajo.

Podar en exceso:

Contra lo que algunas puedan pensar el cortar el césped casi a ras del terreno no es lo más recomendable. La altura ideal es más bien alta, entre 5 y 10 centímetros. De esta forma conseguirás que la hierba pueda mantener la biomasa y, por consiguiente, seguir creciendo sana y a buen ritmo. Otro detalle a tener en cuenta es que la poda en verano debe hacer una vez por semana y durante la primavera y el otoño ésta disminuye a 2 o 3 veces al mes.

Poca luz:

El mantenimiento del césped en lugares de sombra requiere de la modificación de algunas prácticas. Se debe tener en cuenta que las gramíneas que forman el césped necesitan luz para realizar la fotosíntesis, en las zonas de sombra tienen dificultades para obtener la cantidad necesaria. Este es uno de los problemas del césped más comunes. El césped perfecto a la sombra no existe y en algunos lugares la sombra es tal que el césped directamente no crece. Este tipo de problemas se pueden arreglar si, por ejemplo, están debajo de un árbol intenta podar las ramas más bajas, abriendo mayor hueco que permita más entrada de luz o siembra césped que contengan especies que necesitan menos cantidad de luz, como son las Festucas Arundinaceas y las Festucas Finas.

Compartir este artículo en las redes sociales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *