Lirio de los valles, características, cuidados de cultivo y toxicidad

lirio del valle

El lirio del valle (Convallaria majalis) no es un verdadero lirio ya que pertenece la familia de los espárragos, aunque su follaje recuerda al de algunos lirios. La planta tiene hojas de color verde de 15 a 30 cm de largo y de 3 a 9 cm de ancho desde el centro de una mata. Y luce pequeñas y fragantes flores blancas en primavera en largos tallos que surgen de los grupos de hojas. Más adelante, en otoño, aparecen bayas de color rojo anaranjado. No dejes que la delicada apariencia de las flores del lirio del valle te engañe. Se trata de una cubierta vegetal resistente que crece y se extiende rápidamente. Es mejor plantar esta especie ornamental en otoño.

Cuidados del lirio del valle

El lirio de los valles crece en casi cualquier lugar con algo de sombra. De hecho, los jardineros suelen utilizarlo bajo los árboles, donde muchas otras plantas no crecen debido a la sombra. Pero tienes que tener cuidado al plantarlo de que no se escape de sus límites designados. El lirio de los valles puede extenderse rápidamente y ocupar una gran superficie. Y es una planta longeva que no tiene problemas graves de plagas o enfermedades. Así que puede acabar ahogando a otras plantas de su entorno. Es útil cultivarla en macetas o en un lecho de jardín elevado para evitar una propagación no deseada.

Convallaria majalis necesita poca atención para prosperar una vez establecida. Planifica el riego durante los periodos de sequía. Además, si la floración ha disminuido en las plantas más viejas, suele ser beneficioso desenterrarlas y dividirlas para refrescar su crecimiento. Vuelve a plantarlas donde tengan más espacio.

Luz

Procura ubicar el lirio del valle en un lugar con sol parcial o sombra total. El sol directo de la mañana está bien, pero recuerda que la planta necesita protegerse del sol fuerte de la tarde. Y si vives en lugares con mucha radiación solar, lo mejor es la sombra parcial o total.

Suelo

El Lirio de los valles necesita un suelo rico en materia orgánica y con buen drenaje. Pero puede crecer en diversos tipos de suelo. Prefiere un pH de suelo ácido a neutro, pero también puede tolerar un suelo ligeramente alcalino.

Agua

Esta especie ornamental  prefiere un suelo constantemente húmedo pero no empapado. Riega siempre que la tierra empiece a secarse por falta de lluvias y/o por el calor. Un suelo demasiado seco impedirá el crecimiento y la floración de la planta.

Temperatura y humedad

El lirio del valle prefiere condiciones suaves con una humedad media. Las temperaturas entre 18 y 25 ºC son las mejores. La planta no crece bien en climas secos y calurosos. E incluso en climas suaves, puede morir durante los meses más calurosos del verano. Pero esto no suele matar a la planta; por lo general, vuelve a aparecer en la primavera siguiente.

Fertilizante

El lirio de los valles no suele necesitar ningún tipo de abono, a no ser que tengas un suelo demasiado pobre. Si tu suelo carece de nutrientes, puedes probar añadiendo un fertilizante de liberación lenta al inicio de la primavera.

¿Es tóxico el lirio de los valles?

El lirio de los valles es muy tóxica tanto para las personas como para los animales cuando se ingiere. Todas las partes de la planta, incluidos sus frutos de color rojo anaranjado que suelen tentar a los niños y a los animales domésticos, contienen glucósidos cardíacos, que afectan al corazón. Las toxinas están más concentradas en las raíces. Sin embargo, incluso la ingestión de una pequeña cantidad de bayas u otra parte de la planta puede causar una enfermedad grave y, en ocasiones, la muerte. Los animales salvajes suelen evitar el lirio de los valles.

Afortunadamente, si tienes que trabajar con el lirio de los valles en tu jardín, no tienes que preocuparte de experimentar síntomas por contacto con la piel al manipularlo (a menos que tengas una sensibilidad individual a la planta). Sólo recuerda lavarte bien las manos antes de manipularla.

Síntomas de intoxicación

Los síntomas más leves de la intoxicación por lirio del valle, tanto en personas como en animales, incluyen babeo, náuseas, vómitos, malestar estomacal y diarrea. Los síntomas más graves son convulsiones, baja frecuencia cardíaca, arritmias cardíacas e incluso paro cardíaco. Los síntomas suelen aparecer en las 24 horas siguientes a la ingestión de la planta. Debes ponerte en contacto con un profesional de la medicina inmediatamente si sospechas de intoxicación, incluso si no hay síntomas aparentes.

Variedades de lirio del valle

Además de las variedades más conocidas de lirio del valle que se encuentran en los jardines, es posible que te encuentres con algunos tipos menos comunes, como

Convallaria majalis ‘Rosea’ tiene flores de color rosa.

Convallaria majalis ‘Gigante de Fortín’ tiene flores más grandes que el típico lirio del valle.

Convallaria majalis ‘Flore Pleno’ es apreciada por sus flores dobles.

Convallaria majalis ‘Hardwick Hall’ tiene un contorno amarillo en sus hojas.

Convallaria majalis ‘Albostriata’ tiene vetas blancas en las hojas.

Datos interesantes

El lirio de los valles no es un verdadero lirio, ya que pertenece a la familia de los espárragos. Importante: No subestimes estas pequeñas flores. Aunque son adorables y tienen un olor dulce, contienen glucósidos cardíacos que son venenosos cuando se ingieren.


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 13 agosto, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *