Flor de amancaes, símbolo de la ciudad de Lima



Flor de amancaes, símbolo de la ciudad de Lima -

La flor de Amancaes. Hermosa, frágil, otoñal y simbólica; así es la flor de amancaes (Hymenocallis amancaes o Ismene amancaes). Sus flores, amarillas por fuera y verde por dentro, contrastan con el verde intenso de sus hojas que solo pueden ser apreciadas una vez al año y durante tan sólo cuatro días, cuando empieza a florecer al final del otoño, para convertirse en el emblema de Lima, la tres veces coronada ciudad de los reyes.

Su belleza ha inspirado a artistas y compositores como Chabuca Granda, quien la menciona en su canción “José Antonio”

Por una vereda viene,

cabalgando José Antonio.

Se viene desde Barranco,

a ver la flor de Amancaes…

José Antonio y medio Lima se daban cita en la Pampa de Amancaes, distrito del Rímac, para contemplar las laderas cubiertas de un maravilloso manto amarillo cada 24 junio cuando se iniciaba la floración.

Era una tradición que se remontaba desde el siglo XVI, cuando la temporada de fina garúa bañaba las lomas que rodeaban la ciudad limeña y dejaba a su paso el manto amarillo de la flor de amancaes.

Mientras corre la mañana,

su recuerdo juguetea

y con alegre retozo el caballo pajarea

fina garúa de junio

le besa las dos mejillas…

Con el paso del tiempo, la presión urbana y el cambio de uso del suelo, el lugar tradicional donde florecía la flor fue ocupado y lotizado, obligando su traslado del valle del Rímac al valle de Pachacamac para evitar su desaparición.

Es una planta que crece entre las rocas y la primera flor que brota es denominada amacae, que debido a su forma de embudo capta la neblina para condensar el agua y crear las condiciones de humedad necesarias para la germinación de otras especies asociadas.

Esta característica hace de la flor de amancaes un actor clave en el proceso del fenómeno de vegetación de las lomas.

La flor tiene un tiempo de floración que oscila entre dos y tres semanas, pero su tiempo de vida como máximo dura cuatro días. Una vez formadas las semillas, inicia el proceso de desecación.

En la actualidad la flor de amancaes puede ser apreciada en el Santuario de Amancay, en un área protegida de 70 hectáreas, 30 de las cuales son intangibles. El lugar se encuentra a 8 km del pueblo de Pachacámac.

Dentro del mismo valle de Pachacamac existe otra zona denominada Las Lomas de Lúcumo, donde puede verse la flor; el lugar esta ubicado a la altura del Kilómetro 42 de la Panamericana Sur. Si quieres conocer el símbolo de Lima solo tienes solo tienes que ponerte en camino.

 …y cuatro cascos cantando

van camino de Amancaes…

Pero a diferencia de antes, ahora iras montado sobre cuatro ruedas y con rumbo ya no al valle del Rímac sino al valle de Pachamac. Ahí la encontrarás, como siempre, hermosa, frágil, otoñal al símbolo de la capital del Perú.




Autor: Luis Delgado. Bachiller Ciencias Biológicas UNALM

Compartir este artículo en las redes sociales



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *