Fatsia japonica Aralia, fatsia


Fatsia japonica - Aralia, fatsia

La aralia o fatsia es una especie bien conocida en jardinería ya que se ha cultivado como planta ornamental desde hace muchos años; fue quizás unas de las primeras plantas en formar parte de la ornamentación para interiores.

Nombre común de Fatsia japonica:

Aralia, fatsia

Nombre científico de Aralia, fatsia:

Fatsia japonica

Familia:

Araliaceae

Origen:

Japón



Descripción y Características:

Arbusto de follaje persistente que puede llegar, en condiciones naturales, hasta 4 m de altura. Tallo leñoso. Tiene porte redondeado y crecimiento medio. Follaje lustroso y grande. Hojas perennes, de siete a 11 lóbulos profundos, muy exóticas, de grandes dimensiones (hasta 30 cm). Tiene una fase de crecimiento rápido, conviene trasplantar a maceta superior una vez haya crecido con el sustrato normal de la planta.

Cuidados de Aralia, fatsia (Fatsia japonica):

En verano se recomienda ponerla a la sombra y en primaveraotoño se le puede sacar al exterior donde el sol no sea muy fuerte. La temperatura óptima es de 16 a 21º C y tolera bajas temperaturas. Para la nutrición de la planta se deben utilizar fertilizantes líquidos.

Usos:

Se usa como planta de interior individual pero preferible en composiciones con otras plantas en terraza o jardín bajo árboles.

Plagas y Enfermedades

Pulgón, cochinillas, araña roja y enfermedades fungosas.

Reproducción:

La mejor época para propagarla es a principios de la primavera, cortando esquejes de unos 7 cm de largo, sumergiendo las partes cortadas en hormonas de enraizar, plantados en dos partes de turba y una de arena; o bien por semillas previamente remojadas.




Compartir este artículo en las redes sociales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *