Problemas comunes de cultivo del árbol de jade

problemas arbol jade Crassula ovata

La Crassula ovata es una suculenta originaria de Sudáfrica y se llama comúnmente Planta de Jade o Planta del Dinero. Tiene hojas de color verde jade, con forma de huevo, y produce pequeñas flores rosas o blancas. La planta de jade es una de las favoritas para el interior y puede crecer hasta convertirse en un pequeño árbol o arbusto de hasta 1,5 m de altura, aunque puede adiestrarse fácilmente en forma de bonsái. Crece al aire, pero es mejor cultivarla en interiores, donde el frío invernal prolongado puede matarla.

Problemas de crecimiento

Las plantas de jade cultivadas en maceta pueden enraizarse y sobrecargarse, lo que hace que se vuelquen con facilidad. Trasplántala en primavera cada dos o tres años o cuando se vuelva pesada. Si la trasplantas a una maceta del mismo tamaño, poda las raíces y los tallos para desarrollar un tronco principal grueso. No riegues en exceso hasta que la planta crezca bien en la nueva maceta.

Problemas con el sol y la temperatura

La planta de jade puede crecer en una sombra parcial, pero necesita sol para florecer. La sobreexposición al sol directo o al calor puede chamuscar las hojas. No pongas una Planta de Jade detrás de un cristal a pleno sol. Demasiado calor puede hacer que se le caigan las hojas, y los tallos pueden empezar a pudrirse. No dejes que su follaje toque los cristales fríos de las ventanas en invierno y protégela de las corrientes de aire.

Problemas de riego

Una planta de jade soportará los periodos de sequía y desarrollará la podredumbre de las raíces si la dejas en un suelo empapado. Esto es un problema especial para los jades cultivados en macetas. Riega con moderación cuando esté creciendo activamente en primavera y verano. Deja que la tierra se seque entre los riegos. No riegues en invierno. La sequía puede provocar un crecimiento atrofiado y que las hojas desarrollen manchas y se caigan, lo que acabaría matándola.

Plagas

Las cochinillas, que parecen pequeñas bocanadas blancas de algodón, suelen infectar las plantas de jade. El jabón insecticida puede dañar la planta; en su lugar, límpialas con un bastoncillo de algodón humedecido en alcohol.

Problemas de propagación

El árbol de jade se propaga fácilmente a partir de hojas y trozos de tallos que se desprenden y crecen. La planta de jade crece de forma silvestre en las zonas húmedas y costeras más cálidas y en muchos cañones cercanos a las zonas urbanas. Si vives en una zona lo bastante cálida como para cultivarla al aire libre, asegúrate de que puedes contener su potencial de propagación.


Autor: José Delgado, Bachiller en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM) - Lima Perú. Tengo más de 10 años de experiencia en el cultivo de plantas ornamentales de interior y exterior, jardinería y decoración de jardines. Actualizado: 9 octubre, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *