Aeonium Kiwi, consejos para su cuidado y reproducción



Aeonium Kiwi, consejos para su cuidado y reproducción -

Aeonium Kiwi es una suculenta de interior de pequeño tamaño que presenta tonos rosados ​​oscuros en el borde de sus hojas. Si bien la planta destaca por su apariencia, también es bastante fácil cuidarla en los hogares.

Esta es una de esas suculentas raras que está inactiva durante el verano. En cambio, la mayor parte de su crecimiento ocurre durante el invierno cuando las condiciones son un poco menos duras. En veranos que no son demasiado calurosos y húmedos, el Aeonium Kiwi agradecerá estar dentro de la casa durante esa temporada. También puede saltearse la fase de latencia por completo, continuando con su crecimiento durante todo el año.

Como muchos Aeonium, esta planta puede sobrevivir con muy pocos cuidados. Sin embargo, la poda y el mantenimiento regular permitirá obtener un follaje más denso y atractivo.

Aunque este híbrido Aeonium es bastante atractivo, debes tener cuidado con algunas de sus peculiaridades. En primer lugar, estas suculentas son bastante sensibles tanto para los climas muy calientes como con los muy fríos. En segundo lugar, preferirían un poco más de riego en comparación con otros tipos de suculentas. Por último, la planta es muy delicada y se magulla con el más ligero golpe.

Descripción de Aeonium Kiwi

Aeonium “Kiwi” es un híbrido de la especie llamada Aeonium Haworthii que pertenece al género Aeonium. El nombre botánico Aeonium proviene del griego y significa “sin edad”.

El género Aeoniums contiene alrededor de 35 especies. Además de estas especies, hay muchos cultivares de especies parentales mixtas o desconocidas. Este género se considera un pariente de Sempervivums.

Aunque Aeonium Haworthii se originó en las Islas Canarias, no hay ninguna información actual sobre dónde es nativo el Aeonium “Kiwi”.

Otro nombre común para estas suculentas es Aeonium Haworthii Tricolor. Se encuentran entre los favoritos debido a los tres colores que muestran las hojas; tonos verdes degradados en el medio, una banda de color amarillo pastel que enmarca las hojas y, por último, tonos rojos o fushia brillantes en los márgenes.

Formalmente, la forma de Aeonium “Kiwi” es del tipo de una roseta, con hojas carnosas que almacenan agua. Las hojas son ligeramente cóncavas hacia adentro, puntiagudas en las puntas y a veces tienen dientes pequeños en los bordes.

Son plantas suculentas de crecimiento lento. Las rosetas de Kiwi Aeonium generalmente crecen unos 30 cm de alto y 30 cm de ancho. Y el tamaño máximo que pueden alcanzar es de aproximadamente 90 cm de alto y ancho. Estas suculentas son excelentes para contenedores medianos y jardines de rocallas.

Condiciones ambientales para Aeonium Kiwi

Muchas plantas suculentas son resistentes al clima cálido y árido, mientras que no pueden soportar temperaturas frías, ya que estas plantas se originan principalmente en áreas desérticas. Sin embargo, se sabe que los Aeoniums de Kiwi son menos resistentes para las condiciones extremas.

Como dijimos anteriormente, estas suculentas están inactivas durante el verano. Debido a que permanecen inactivos, pueden sobrevivir al aire libre húmedo en esta temporada. Pero aún así, les irá mejor en temperaturas ambientales menos severas.

Durante el invierno, el Aeonium Kiwi crece activamente. Si las temperaturas exteriores disminuyen hasta el punto de la congelación, el crecimiento se detiene y la planta podría dañarse. Puedes mantener tus Aeoniums en contenedores colocados en los espacios interiores donde las temperaturas son moderadas y estables.

Cuidados del Aeonium Kiwi  como planta de interior

Los Aeoniums de Kiwi son resistentes y pueden vivir fuera de la casa, a diferencia de muchas otras plantas de interior. De todos modos, si cultivas Kiwi Aeoniums en el jardín, se sugiere mover las macetas del exterior al interior antes de que llegue el invierno.

Creo que lo mejor para esta planta es cuidar de estas suculentas en interiores. Esto es porque son un poco más sensibles al frío que otras especies suculentas. Y generalmente no llegan a pasar de una planta de tamaño mediano. ¡Son excelentes plantas para alegrar el alféizar de tu ventana!

Suelos y sustrato para Aeonium Kiwi

Seguramente ya sabes que las suculentas necesitan un suelo de drenaje rápido. Sabes que la tierra para macetas normales no es la más adecuada, pero puedes mejorarla con arena, grava y perlita. También en el mercado existen excelentes sustratos para suculentas y cactus que los venden listos para usar, si no tiene ganas de ensuciarte las manos.

Debes asegurarte de que su suelo drene bien. Si bien los Aeoniums puede soportar un poco más de humedad que otras suculentas, no debes excederte. Del mismo modo, el suelo de drenaje rápido no es bueno si tu maceta no tiene un agujero de drenaje. Siempre usa recipientes con drenaje, de lo contrario, hay muchas posibilidades de que las raíces se pudran y echar a perder la planta.

Riego de Aeonium Kiwi

Aeonium “Kiwi” requiere un riego más frecuente en comparación con otras suculentas. Aun así, los Aeonium son plantas suculentas, que almacenan el agua dentro de los tejidos de sus hojas carnosas y cuerpo. Teniendo en cuenta eso, todavía necesitan un riego menos frecuente que otras plantas de interior. Una sugerencia general es darles agua una vez por semana, durante la temporada de crecimiento activo (invierno a primavera).

Los Aeoniums de Kiwi permanecen inactivos en primavera y verano. Durante estos meses necesitarán un riego muy espaciado, incluso se pueden suspender totalmente los riegos. Riega solo si las hojas empiezan a arrugarse. Es preferible darle menos agua a las suculentas que equivocarse por exceso.

Reproducción de Aeonium Kiwi

Las plantas de Aeonium son muy fáciles de propagar. ¡Simplemente corta una rama, espera a que se vuelva callosa y luego siémbrala en el suelo! la reproducción debe hacerse durante el invierno, la temporada de rápido crecimiento del Kiwi Aeonium, para obtener los mejores resultados. ¡Sin embargo, es posible propagarla durante todo el año!

El Aeonium tiende a ser principalmente frondoso en los extremos de sus ramas, por lo que tendrá mucho espacio vacío para cortar. Corta una sección a unos 20 cm del extremo. Cuanto más saludable es la rama, determinada por la calidad de las hojas, más probable es más probable que su propagación sea exitosa. Un corte limpio es importante para el proceso de callosidad, así que asegúrate de usar tijeras afiladas para jardín.

Después de cortarlos debes mantenerlo en un lugar cálido y seco durante 3-5 días. Al final de la rama se formará una costra, o callo, que evitará infecciones o la absorción excesiva de agua. Luego debes plantarlo en tierra. Después de algunas semanas, crecerán pequeñas raíces. Es posible que necesites sostener la planta mientras crece sus raíces para anclarse. Riégalo como lo haces con la planta madre durante este tiempo.

Problemas, plagas y enfermedades de Aeonium Kiwi

El Aeonium puede ser atacada por la cochinilla lanosa. Las enfermedades se originan por exceso de agua en el sustrato y/o una atmosfera húmeda, mal ventilada y fría, mucha sombra, quemaduras producidas por el sol, exceso de sequedad y calor. Dependiendo de la variedad de las crasas. Para evitar la podredumbre después de las lluvias es aconsejable hacerles un tratamiento preventivo con fungicidas a base de cobre.






Compartir este artículo en las redes sociales



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *