Los diversos beneficios que otorgan los árboles a las ciudades y al ser humano


Los diversos beneficios que otorgan los árboles a las ciudades y al ser humano -


Uno de nuestros principales aliados que nos ayudan a reducir los niveles de contaminación son los árboles. Ellos no solo benefician a las ciudades sino también a sus habitantes.

Actualmente, más de la población mundial vive en ciudades y, para dentro de una década esta cifra aumentará en un 60 por ciento, según la ONU. De ahí la importancia de los árboles para la sostenibilidad y calidad de vida de sus ciudadanos.

Los árboles enfrían naturalmente el aire que los rodea, al proteger del sol las superficies y liberar vapor de agua. Sus hojas actúan como filtros que eliminan hasta una cuarta parte de la carga de micropartículas a 30 metros a la redonda. Este uno de sus beneficios. Veamos otros que son igualmente importantes.

Combaten el efecto invernadero

Es uno de sus principales beneficios. Atrapan el dióxido de carbono (CO2), el gas de efecto invernadero con mayor impacto en el cambio climático. Algunos árboles tienen mayor capacidad de absorción que otros, por ejemplo, el naranjo, el limonero o el laural. Se calcula que unos dos mil árboles de esta variedad pueden atrapar unas 160 toneladas de dióxido de carbono al año.

Permiten ahorrar energía

Los árboles evaporan agua, ofrecen sombra y regulando de esta forma la temperatura de su entorno. El incremento de un 10% en la cubierta de las copas de los árboles en las ciudades puede disminuir de 3 a 4°C en la temperatura ambiente. En invierno, forman una muralla contra el viento, produciendo una sensación térmica de mayor frío. Estas ventajas de los árboles permiten disminuir el gasto en sistemas de calefacción.

Mejoran la calidad de vida

Los árboles al mejorar la calidad del aire con su aporte de oxígeno y humedad, reducen la contaminación urbana, lo cual a su vez contribuye a disminuir el riesgo de ciertas enfermedades. Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) diversos estudios demuestran que la proximidad a los árboles puede reducir los casos de asma infantil y las alergias. Los expertos también recuerdan sus efectos psicológicos positivos, al suavizar los grises entornos urbanos y proporcionar un carácter natural más agradable.

Mejoran la calidad del suelo

Los árboles producen materia orgánica en la superficie del suelo con la caída de sus hojas, y sus raíces aumentan la permeabilidad del terreno. Ellos permite disminuir la erosión del suelo y la cantidad de sustancias químicas en los ríos, igualmente reducen la corriente de agua provocadas por las lluvias.

Favorece la biodiversidad del entorno

Su presencia ofrece hogar y alimento para numerosas especies animales y vegetales. La biodiversidad, y los beneficios que ella reporta, es mayor cuantos más árboles, arbustos y  parques urbanos tenga una ciudad.

Compartir este artículo en las redes sociales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *