Ideas y consejos para hacer jardines verticales


Ideas y consejos para hacer jardines verticales -


Existe la creencia generalizada de que los jardines verticales son caros y difíciles de construir,  pero eso es una verdad a medias. Si quieres convertir paredes o muros en jardines, si tendrás que invertir dinero y tiempo; sin embargo, si quieres aprovechar algún espacio pequeño para plantar  entonces todo será más cómodo y fácil.

En las siguientes líneas vamos a tocar las dos formas: la casera  y la más elaborada. Antes comencemos con los elementos básicos de todo jardín.

Jardines verticales caseros

El recipiente

Debe ser ligero y duradero como el plástico; por ejemplo, un organizador de zapato es perfecto, canaletas usadas o si quieres algo más exótico puedes utilizar botellas adheridas a la pared. Otra opción son las bolsas negras de fieltro que se usan como macetas individuales.

El sustrato

Principalmente debe ser ligero y rico en nutrientes, además de estas características:

  • Drenaje adecuado, es decir, no debe retener el agua más allá de lo necesario para que no se produzcan efectos negativos de pérdida de nutrientes por lavado de los mismos. El agua retenida inútilmente aumenta el peso en forma considerable y permanente.
  • Alta concentración de nutrientes, en otras palabras debe ser rico en materia orgánica. Es la única manera de asegurar por un tiempo prolongado el aporte de los nutrientes necesarios, previo a tener que comenzar a fertilizar por agotamiento del sustrato y,
  • Buena estructura, es fundamental para que, con el correr del tiempo, no se compacte e impida el paso y la acumulación del agua en exceso.

Si deseas prepararlo utiliza una mezcla de fibra de coco al 60% y humus de lombriz al 40%. Caso contrario, puedes adquirir un sustrato universal en cualquier centro especializado que vienen enriquecido con turba rubia o perlita. No utilices tierra.

Iluminación

Dependerá del tipo de planta que has escogido para tu jardín vertical, hay plantas que necesitan mucho sol, otras son de sombra y las hay también mixtas. De manera general es preferible ubicar el jardín vertical en un lugar de semisombra y con ventilación natural. Pero si optas por las plantas comestibles, éstas necesitan un mínimo de cuatro horas de luz solar.

El riego

Es como cualquier otra planta, los cuidados también son los mismos, regar solo cuando sea necesario, y de preferencia en las mañanas, empezando por las plantas que se encuentran en la parte superior. Si deseas algo más elaborado puedes instalar el riego por goteo.

Diseño

Es la parte más entretenida, se pueden hacer de mil formas. Pero si te estás iniciando lo recomendable sería que utilices un organizador de zapatos, como mencioné antes, es una estructura que está prácticamente lista solo tienes que colocarla en la pared o armazón y poner las plantas. En el mercado también existen estructuras ya listas y que usan como recipiente bolsas de fieltro, tienen similitud con el organizador de zapatos.

Jardines verticales de lujo

Son aquellos que cubren paredes, fachadas, muros; que por su tamaño demanda mayor inversión y un trabajo más profesional, en contraposición ofrecen ciertos beneficios como un ambiente más fresco y una visualización diferente.

Requisitos mínimos

  • Un panel modular para contener las raíces y el medio de cultivo
  • Una estructura firme anclada en la pared para sostener los paneles
  • Un sistema de riego por goteo integrado y con controles automáticos
  • Un recipiente para recibir el escurrimiento del agua si es necesario

Es recomendable usar para los muros verdes de interior plantas tropicales, mejor si son  enredaderas colgantes o algunas variedades de helechos. Para los jardines verticales exteriores utiliza enredaderas y trepadoras resistentes a los cambios climáticos.

Algunas consideraciones importantes

  • El peso: No se puede colgar un jardín vertical en cualquier pared. Debes tener en cuenta que un muro verde puede pesar entre 60 y 120 kg por metro cuadrado una vez que está completamente saturado con agua. Lo recomendable es que consultes con un ingeniero para verificar la capacidad de carga del muro.
  • La impermeabilización: Los hay de varios tipos, sin embargo, los fluidos aplicados sobre la pared (materiales elastómeros) ofrecen una excelente protección.
  • El riego: El exceso de agua debe quedar en la base del jardín vertical. Cada vez que el agua corre libremente a través del sustrato, el goteo de las plantaciones no se puede evitar; por eso debe tener en la base un canal colector para impedir que se humedezca los cimientos de la pared.

Compartir este artículo en las redes sociales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *