Howea forsteriana Kentia, palma del paraíso, howea


Howea forsteriana - Kentia, palma del paraíso, howea


Nombre común:
Kentia, palma del paraíso, howea

Nombre científico:
Howea forsteriana

Familia:
Arecaceae

Origen:
Australia

Descripción:
Tronco que puede llegar a superar 18 m de altura, su crecimiento es muy lento. Hojas pinnadas de 3-5 m, verde oscuro, insertadas en el tronco. Produce inflorescencias de 1 m, compuesta por flores blancas. Éstas se sitúan en tres a siete espigas que se fusionan en su base. Las flores machos y las flores hembras se producen en la misma inflorescencia. Los frutos maduros son de color rojo pálido, en forma de huevo.

Requerimientos:
Esta palmera crece mejor en espacios a pleno sol, aunque solamente tolera la luz directa del sol después de los cinco años de edad. Puede soportar heladas ligeras (-4°C) y de corta duración. Tolera y se adapta a una amplia variedad de suelos, incluidos aquellos que son neutros, ácidos, arcillosos y ligeramente alcalinos, pero se desarrolla mejor en suelos compuestos por arena, arcilla, ricos en materia orgánica y con un buen drenaje.

Plagas y Enfermedades:
La kentia es atacada por cochinilla algodonosa, araña roja y trips. Algunas enfermedades son causadas por hongos como Cylindrocladium o Stigmina.

Usos:
Esta palmera es una de las más cultivadas en todo el mundo, como planta ornamental. Es excelente para jardinería, ya que se desarrollará sin problemas tanto a la sombra como a pleno sol en climas templados moderados, cálidos a tropicales.

Propagación:
La kentia se multiplica por semilla, pero es una labor difícil y es mejor dejarla a los expertos.


Compartir este artículo en las redes sociales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *