Cultivo y cuidados de la violeta africana


Cultivo y cuidados de la violeta africana -


Esta planta por su aspecto y tamaño es ideal para decorar interiores. Tiene hojas ovaladas o redondas y sus flores son: blancas, azules, moradas o violetas, dependiendo la especie. Se caracterizan por crecer hacia los lados y, generalmente, su altura no sobrepasa los 15 centímetros; además, florece todo el año.

Cultivo

Sustrato: Es recomendable mezclar, en partes iguales, arena, turba, mantillo y sustrato universal de jardín; para obtener las propiedades adecuadas. Esta combinación proporcionará a la violeta africana, un buen drenaje y mantendrá la humedad.

Temperatura: Por ser una planta originaria de lugares cálidos (África) requiere una temperatura entre los 20 y 23° C, y como mínimo 16°C para su correcto desarrollo. Durante el invierno deberás ubicarla en el lugar menos frío de la casa para que no pierda su vistosidad.

Luz: Necesita buena luz, pero ésta deberá ser siempre de forma indirecta, excepto en temporada de invierno donde si puede recibir luz directa del sol para asegurar que tenga luz suficiente todos los días. Puede tolerar la sombra siempre y cuando no sea por mucho tiempo.

Riego: La mejor forma es colocar las macetas sobre un plato con agua para permitir el riego continuo (unos 20 minutos) y mantener el nivel de humedad alrededor de la planta, pero cuidando de no mojar las hojas, de lo contrario se dañarán. Es recomendable que el agua esté a temperatura ambiente.

Reproducción: La manera más simple es por el esqueje de la hoja. Se corta ésta por una parte de peciolo. Pero no debe ser una hoja muy joven. Luego, se colocará en agua durante un mes y posteriormente se trasplantará. También se puede esquejar directamente en sustrato, pero éste debe ser menos drenante del que se utiliza para la planta.

Cuidados

  • La limpieza de las hojas y las flores, se deberán hacer con un pincel o paño suave para quitarles el polvo. Nada de agua u otros líquidos limpiadores, para evitar el moho.
  • Para que florezcan todo el año es necesario nutrirlas con un buen fertilizante. En el recomendable sería uno de 20-20-20, es decir que contenga nitrógeno, potasio y fósforo en cantidades iguales. Y luego sigues las indicaciones del fabricante.
  • Cada año se debe cambiar de maceta, porque las violetas africanas se desarrollan en recipientes pequeños; de esta forma se garantiza su crecimiento. Al momento de hacer el cambio, usa tierra nueva y una maceta que sea de un tamaño más grande que la actual.
  • Si notas que las hojas pierden color es que le falta iluminación, por tanto, deberás ubicarlas donde le llegue mejor la luz; y si las flores no crecen, es por exceso de humedad, en este caso debe disminuirse el riego.
  • La violeta africana necesita ser trasplantada a medida que crece en tamaño, el momento adecuado es cuando el follaje se vuelve muy espeso. Caso contrario, las raíces estarán demasiado oprimidas y esto podría dificultar la floración.
  • Lo mejor es retirar las hojas y flores marchitas en forma inmediata ni bien se detectan, para evitar la propagación de hongos y el uso de fungicidas.

Compartir este artículo en las redes sociales


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *